Abonos para que tus plantas crezcan sanas y fuertes (II)

0

En el artículo anterior nos hemos referido a los abonos orgánicos y a algunos de los fertilizantes minerales. Todos ellos usados para que el desarrollo de las plantas sea el esperado. Continuaremos refiriéndonos al tema.

Fertilizantes de lenta liberación
Se trata de fertilizantes que se caracterizan por ir diluyéndose poco a poco, liberando de esta forma los nutrientes a lo largo de varias semanas o meses. Son bastante costosos pero su efectividad es muy buena. Entre este tipo de fertilizantes encontramos el Osmocote, Nitrofoska Stabil, Nutricote.

abono planta

Abonos de tipo líquidos y para fertirrigación
Son los fertilizantes que se usan para las plantas de interior.

Abonos de tipo foliares
Se usan mediante un pulverizador sobre la planta. Se usa como un complemento al abonado de fondo. Es muy útil a la hora de aportar micronutrientes a las plantas (entre ellos manganeso, cobre, hierro). En estos casos se necesita una pequeñísima cantidad que es asimilada directamente.

Abonos correctores de carencias
Se trata de unos fertilizantes que están diseñados para corregir las carencias concretas de un elemento o de varios a la vez. Por ejemplo, cuando una planta tiene carencia de hierro.

Diferentes usos de los abonos:

  • En el caso de los abonos orgánicos como el composta, la turba, etc, brindan todo lo que la planta necesita, pero en poca cantidad, así la planta lo asimilará lentamente. Los beneficios son más como mejorantes de la tierra al formarse humus, ya que son fundamentales suministradores de nutrientes.
  • En el caso de los abonos químicos o minerales su fin es aportar nutrientes puros y duros, sin tener el fin de mejorar el suelo en otros aspectos (como sí lo hacen los abonos orgánicos). Lo positivo de su uso es que permiten enriquecer el suelo con minerales, de esta forma las plantas disponen de alimento en cantidad.
  • Si lo deseas podrías abonar el suelo usando solo abonos orgánicos, así tu planta tendría de todo, pero la realidad es que hacerlo de esta manera sería muy costos y en determinados momentos los abonos orgánicos no pueden suministrarlo ya que ellos van descomponiéndose lentamente, a un ritmo que dependerá del clima y del tipo de suelo.

Foto – Flickr