¡Al rico Tomate! ¿Cómo cultivarlos?

0

Hoy en Decoración y Jardines queremos hablar sobre el cultivo de tomates. Si quieres aprender a cultivar tus propios tomates, aquí te dejamos algunas sugerencias que pueden servir para conocer este mundo un poquito más.

Uno de los vegetales más cultivados es el tomate, en tu jardín puedes tener algunas tomateras para tu propio uso y disfrute. Si quieres los tomates para tu propio autoconsumo lo ideal es intentar plantar unas tres o cinco matas. Si quieres tener un alto porcentaje de éxito.. sigue estos consejos.

Lo primero que vamos a hacer averiguar los puntos de luz que tiene tu jardín, donde de el sol y allí plantarlos. Recuerda que además de sol, los tomates necesitan humedad para desarrollarse en condiciones. 

Los tomates pueden crecer en casi todo tipo de suelo, pero no significa que sea las condiciones óptimas. Lo mejor es plantarlos en un suelo fértil cuyo PH sea de unos 6,5.  Podemos mejorar las propiedades del suelo con ayuda de estiércol, abono, moho y otros materiales orgánicos.

Una vez que tengas la mata, siempre será mejor que mida entre 15 y 20 cm de altura. Será de color verde oscuro y tendrá un tallo achaparrado.. las raíces deberán estar bien desarrolladas. 

Con el clima templado es perfecto para plantar tomates, podemos hacerlo con una temperatura de unos 16 grados… eso sí intentaremos que la temperatura no esté cerca de los 7 grados centígrados. Si tienes matas preparadas, plántalas con mayor profundidad.

Cuando vayas a sembrar utiliza fertilizante 10-20-10, mezclándolo con agua.. luego lo echaremos a la tierra cuidadosamente.

Una vez que tengas los tomates plantados piensa que podemos dejarlos tal cual o dejarlos crecer sujetos con cañas. Si quieres poner cañas tendrás que ubicarlas cuando vayas a sembrar. Cuando la tomatera crezca esta la vamos enroscando a las cañas.

Con respecto al riego debemos saber que los tomates necesitarán unos 2 cm de agua entre mayo y junio. Si sembramos para julio, agosto y septiembre se necesitará un poco más.. entre 4 ó 5 cm de agua.

Podemos regar la matas una o dos veces en semana, con 30 ó 45 cm de profundidad. Si vas a plantar tomates pequeños de plantas enanas siempre separaremos las plantas unos 30 cm y si son con caña entre 30 ó 45 cm.