Aloe Vera -Parte I-

0

Buenos días a todos, hoy en Decoración y Jardines nos encantará hablarles de una singular planta, con multitud de propiedades.. esta es el Aloe Vera.

Esta planta, comúnmente conocida, también podemos encontrarla con el nombre de sabila. Su estructura se compone de unas hojas bastante largas y gruesas, al tacto es carnosa con bordes espinosos o dentados.

Las hojas suelen ser de un bonito color verde intenso, a veces con pequeñas manchas de color blancas o bien en color plateadas.

En muchos hogares solemos encontrar el Aloe Vera, de hecho yo tengo una en el estudio junto a la ventana… podemos plantarla en el suelo o bien ubicarlas en macetas tanto en exterior, como en interior.

Ya hemos dicho que esta planta además de ser perfecta para decorar nuestra casa, también dispone de multitud de propiedades tanto para nuestra propia belleza, como de usos medicinales.

En sus hojas se encuentra la clave, estas contienen gel y alcibar, lo cual es maravilloso para toda nuestra piel. Si coges un cuchillo, corta una de sus carnosas hojas y luego pela la piel verde de las mismas.. si te fijas nos encontramos como una especie de gelatina, blanda y que nos deja como una especie de gel o crema en los dedos.

Este gel es perfecto para nuestra piel, tanto es así que rápidamente actúa  sobre las tres capas de la piel.. para ello solo hace falta frotarnos con el interior de las hojas. Ya verás qué piel más suave¡

Además podemos comer en trozos pequeños estas hojas, en en salada junto a otros alimentos es muy buena para el organismo. Para ello también hace falta pelarla, recuerda que la primera capa de la hoja es más rasposa y tiene pinchos..todo esto hay que quitarlo.

En el próximo artículo os seguiremos hablando sobre las propiedades de esta maravillosa planta y además como cuidarla.