Cómo cuidar un bonsáis

0

Te daremos algunos puntos clave para que tengas en cuenta a la hora de cuidar tu bonsái.

Los expertos en bonsáis aseguran que es importante trasladarlos cada tres años, aproximadamente, este traslado debe ser realizado durante la primavera. En esos casos se debe quitar la tierra alrededor de las raíces y cortarlas por la mitad.

Coloca el bonsái en una maceta que sea un poco más grande y rellenarla de mantillo especial para bonsái, presta mucha atención que este material haya penetrado bien entre sus raíces. El riego que realices debe ser lento. Una vez llevado a cado estos pasos deberás esperar unas semanas antes de continuar con la fertilización.

bonsai

Al principio de la primavera deberás cortar las ramas de las especies más vigorosas, siempre que realices esta poda debes hacerlo con las herramientas (tijeras) especialmente creadas para bonsáis.

La poda se debe hacer en el período de vegetación que va desde la primavera al otoño. Deja únicamente dos o tres pares de hojas sobre cada rama para ir preservando la forma del bonsái.

En el caso de los bonsáis de interior pueden ser colocados varios días en el jardín, pero deben volver al interior de la casa antes de que finalice el verano. Los bonsáis de exterior suelen ser menos sensibles a las heladas, aunque en la época de invierno también es necesario protegerlos.

Los bonsáis de interior deben ser regados de manera regular y copiosa para siempre mantener el terrón húmedo, los que se encuentran en el exterior deberán tener agua cuando el mantillo comience a secarse, especialmente durante el verano y con menor frecuencia los meses de invierno.

Vaporiza la corteza y su follaje todas las mañanas. La vaporización es muy importante a lo largo de todo el año para los bonsáis de interior y solo debe hacerse en el verano en los de exterior.

Foto – Flickr