Idea. Haz tu propia fuente

0

Buenos días queridos amigos! en el espacio de hoy hablamos sobre cómo realizar una estupenda y rústica fuente de jardín.

Si tienes un bonito patio o un estupendo jardín, ahora podrás tener tu propia fuente sin necesidad de gastar nada de dinero.

De manera muy económica tendremos una fuente de verdad, de aspecto rústico.. que podemos utilizar para decorar.

Todo irá en función de como te lo montes, puedes sustituir algunas de las piezas que vamos a nombrar y hacer la fuente a tu propio gusto en cuestión de color y forma.

Estos elementos tan populares en cualquier jardín, se convierten en un espectáculo de lo más relajante para nuestra vista y oídos. 

La fuente que vamos a hacer además es portátil, así que podemos moverla de su ubicación original tantas veces como queramos.

Para hacer esta simpática fuente necesitamos: Una bomba de agua sumergible, un tubo de plástico, en este caso una tina galvanizada en forma cuadrada y varias macetas.

Además vamos a necesitar algunas piedras, las que más te gusten, un cubo galvanizado más pequeño que los otros y una bola de cerámica o vidrio de 18 a 20 cm de diámetro.

Lo primero que hacemos es instalar la bomba, esto lo hacemos en el fondo de la tina, ponla de manera correcta y a su alrededor ponemos las macetas invertidas.

Sobre estas rellenamos con las piedras que hayamos cogido, las de río valen perfectamente… pero elige las que más te gusten.

El siguiente paso es perforar el fondo del cubo, así hacemos un agujero por donde pasará el tubo de la bomba. Puede que no tengas una broca tan grande para hacer el aguejero, así que puedes realizar varios pequeños a su alrededor y luego recortar para hacerlo más grande.

Pasa el tubo por el agujero hecho, luego colocamos el cubo sobre la tina.. aquí puedes probar varias posiciones como volcado o ponerlo en el centro. Para que no caiga, añade más piedras.

Por último rellena el cubo y las tinas con el resto de piedras y otros elementos que quieras añadir a tu fuente. Intenta que quede todo lo más estable posible, distribuye bien el peso.

Para acabar pone en el primer cubo la bola que comentamos y así el tubo arrojará el agua por encima de ésta. Llena la tina de agua y conecta la bomba.

Vía: bhg.com