Luz artificial en cultivos

0

Buenos días, queridos amigos! Hoy en nuestro espacio hablaremos sobre la luz artificial en nuestros cultivos. Son grandes beneficios los que podemos obtener si cultilvamos plantas de interior como violetas africanas, cítricos u orquídeas… entre muchos otros.

Con luz artificial podemos mantener algunas especies durante todo el año. Piensa que el sol contiene todo el espectro de luz y las plantas lo necesitan para realizar la fotosíntesis correctamente.

Pero dentro de esto, lo más importante es la luz roja y la azul, pues la primera estimula el crecimiento y la floración, mientras que la luz azul regula crecimiento del follaje de la planta.

Si deseas realizar pequeños cultivos, si aún no controlas la materia, puedes hacerte con algunos cultivadores en diferentes comercios. Estos podemos tenerlos incluso en la cocina.

Elige las luces correctas, según el tipo de especie que tengas necesitarán unas u otras. Debemos tener en cuenta el coste y la relación entre lúmenes/vatios y, por supuesto, el espectro de color.

Si no lo sabes te contamos que el Lumen es la unidad de medida para medir la potencia de la bombilla.

No son aconsejables las bombillas incandescentes porque producen demasiado calor y pocos lúmenes.

La luz tipo led puede venir bien a tomates, brócoli y vegetales parecidos. Los fluorescentes se usan en estos tipos de cultivos, pues emiten muy poco calor y son más eficientes.

Si quieres saber la temperatura del color, te contamos que se mide en K, esta es la unidad para hacerlo.

Si necesitas luz roja, los K estarían entre los 2700 y los 3000 k. Sin embargo, para una luz azul, que es más fría, necesitaremos entre los 5000 y los 6500 k.

Las plantas tienen su ciclos, diferentes en cada especie, por lo tanto unas necesitarán más horas de calor que otras.

Algo importante será variar la posición de las plantas, de vez en cuando y además limpiar el polvo acumulado en las bombillas habitualmente.

Visto en: gardeners