Mantén las plantas de interior limpias

0

En ocasiones vemos que las plantas del interior son víctimas del polvillo y de la suciedad típica de los ambientes cerrados, te daremos algunos tips para que puedas limpiarlas manteniendo su belleza y su salud.

Limpiar una planta es una tarea que requiere de tiempo y de paciencia, pero vale la pena. Ten en cuenta que en las plantas de exterior se limpian gracias a las lluvias y al viento, pero en las de interior esto es imposible.

La falta de limpieza en sus hojas puede ser negativo, ya que impide el desarrollo de las funciones vitales y favorece a la aparición de plagas y enfermedades.

plantas de interior

Si en la zona en que vivimos el agua es caliza es aconsejable que antes de usarla la dejemos reposar un día o podemos hervirla y permitir que se enfríe antes de usarla.

Luego de limpiar las hojas con agua debes dejarlas secar o puedes ayudarte con un paño suave, así evitaras la aparición de manchas blancas por la acumulación de cal, en especial en las zonas donde las aguas son duras.

Las hojas vellosas son muy delicadas, además tienen la desventaja de retener mucho más polvo por la fina pelusilla que las recubren. En estos casos lo mejor es pasar un pincel seco, repasando las zonas del tallo y las hojas.

Las hojas más grandes suelen llenarse de polvo con más facilidad, por eso será necesario limpiarlas más frecuentemente, así evitaremos que la suciedad no obstruya los poros y pueda transpirar la planta, disminuyendo la capacidad de absorber el agua y la luz.

Si la planta tiene hojas pequeñas lo mejor es pulverizarlas, así se aumentará la humedad y se evitará la aparición de las plagas. Si la planta es muy grande una buena alternativa es colocarla dentro de la bañera y rociarla con agua templada de la ducha a baja presión.

Foto | Flickr

Mantén las plantas de interior limpias