Plantas Bulbosas. Reproducción -Parte I-

0

Buenas tardes, queridos amigos. Hoy en Decoración y Jardines, queremos hablar sobre la multiplicación de las plantas bulbosas y sus diferentes tipos. Como es un tema extenso lo haremos en dos partes.

Para todos aquellos que no les suenen las plantas bulbosas os contamos que a estas especies se les llama así cuando disponen de algunos de los siguientes tipos de órganos subterráneos, que mencionaremos a continuación: Bulbos, cormos, túberos, tubérculos, raíces tuberosas, rozomas y pseudobulbos. Estos órganos sirven como reserva de nutrientes y pueden ser varios tipos, como acabamos de ver.

La mayoría de las especies de bulbosas son plantas que pueden multiplicarse a través de las semillas. Existen diferentes métodos para realizar esto. Por ejemplo la multiplicación por semilla o reproducción en bulbosas suele darse cuando deseamos conseguir nuevas variedades de las mismas.

Existen excepciones como las Dalias enanas o las Freesias que no alcanzan demasiado tiempo antes de florecer, pero de manera general suele pasar entre 3 y 5 años antes de que estas sean capaces de florecer. En ocasiones no suelen preservar las características de la planta madre.

Para que estas prevalezcan se suele recurrir a la propagación vegetativa, utilizando esquejes, división… etc.

Para sembrar estas plantas, no suelen hacerse directamente en el suelo. Primero cogemos una maceta de plástico o madera. Recuerda que la humedad deberá ser constante… siempre podemos conseguir esto cubriendo la superficie sembrada con un plástico, un cristal o quizás una tela gruesa bien humedecida. Recuerda retirar la cubierta una vez germine la planta. Como temperatura ideal estará entre 14 y 18 grados.

Una vez que hayan crecido lo suficiente las plantas para tocarlas o manipularlas sin estropearlas, podemos extraerlas del semillero y transplantarlas. Para ello utiliza una espátula y sustrato para macetas. Recueda mantener una distancia entre 3-5 cm entre ellas.

En el próximo artículo hablaremos sobre los bulbos… que son uno de los órganos subterráneos que componen algunas de las plantas bulbosas.