Propiedades de la Lavanda

0
Buenos días amigos, hoy en Decoración y Jardines queremos hablar de una planta muy especial, la Lavanda. Aunque en un segundo espacio hablaremos más en profundidad de este hermoso arbusto.. hoy nos encantará darles algunas indicaciones sobre las propiedades de la planta.
Es bastante interesante cultivar las flores y plantas que más nos gustan  y además aprender a decorar tanto nuestros espacios exteriores como los interiores. También es muy interesante saber que las plantas que cultivamos pueden tener algunas propiedades beneficiosas e indicaciones específicas que nos pueden complementar ya sea en nuestra dieta o bien en otro tipo de menesteres.
Recordamos que uno de los componentes principales que se encuentran en la Lavanda es aceite esencial. Este aceite esencial contiene varias sustancias como el geranio o el borneo… entre muchas otras que, sin duda, aportará relax a nuestra vida ajetreada.
Si tienes estrés, nervios, insomnio.. la lavanda es un remedio sumamente eficaz para calmar los nervios.. imagina que te presentas a un exámen, siempre puedes hacerte una infusión de lavanda. Es práctico cultivar algunas hiervas aromáticas y flores que nos ayuden en la cocina, además de aprovechar su encanto para la decoración de estancias.
Ya hemos visto que la Lavanda tiene propiedades sedantes, además también nos servirán para infecciones y es bactericida. Si padeces de ansiedad por el trabajo, los estudios o problemas en general.. este arbusto es perfecto para regular el insomnio, hacer algo si tenemos taquicardia, contra el dolor de migrañas… 
Pero no es todo, además nos ayudará como tónico digestivo, así retendremos menos gases.. Los dolores reumáticos también los alivia, además de las infecciones de la piel, heridas o picaduras de ciertos insectos. Es una planta que alivia bastantes cosas!
Pero como todo siempre debemos tener o tomar ciertas precauciones con ella.. por ejemplo una de ellas es no aplicar el aceite de lavanda en alguna herida que tengamos o por dentro en zonas blandas, si estamos EMBARAZADAS. Tampoco podríams hacerlo ni durante el embarazo, ni cuando estemos en el periodo de lactancia.
A los niños menores de 6 años también es conveniente dejarlos a un lado, es decir, no aplicarles el aceite y menos aún si tienen alguna enfermedad. Debemos tener cuidado con el aceite de lavanda en niños pequeños pues podría producir dermatitis.