Realiza tu propio Abono Compuesto

0

Buenos días amigos, hoy en Decoración y Jardines queremos enseñarte a realizar tu propio abono para todas aquellas plantas que quieras cultivar! Como el horno no esta para bollos, quizás realizar nuestro propio compuesto para plantas sea una gran solución.

De esta manera mantendremos la tierra fértil proporcionando todos los nutrientes que ella necesita y de esta manera tener la posibilidad de poder plantar durante todo el año.

Como sabrás existen diferentes tipos de abonos, que serán explicados en otro espacio como este. Entre los distintos abonos se encuentran los compuestos, los verdes y los de superficie.

Recuerda que existen muchos elementos que podemos recoger para realizar nuestro abono casero. Por ejemplo las cáscaras de fruta son especialmente buenas, los restos de verduras, cáscaras de huevo, la yerba, el café, el té e incluso las hojas de plantas ya secas.

Todos estos artículos nos van a ayudar a realizar nuestro propio abono casero compuesto. Lo primero que deberemos saber es que existen diversos métodos para preparar este tipo de abono.

Una de las formas es apilar distintos materiales, en diferentes capas.. unas sobre otras. Vamos intercalando capas con los restos de vegetales verdes, restos de alimentos de cocina, un poco de paja, estiércol, tierra y así vamos realizando capas. Una vez tengas una buena pila de capas de los diferentes materiales… la regamos con agua, de esta manera aseguramos que tenga bastante humedad.

Una vez regada la pila en capas de los agentes atmosféricos como la lluvia, esta puede ser muy perjudicial para la fermentanción del abono. Para poder proteger la pila podemos hacerlo con plástico o chapa. Recuerda que con el paso del tiempo deberán salir lombrices… de lo contrario siempre podemos añadirlas nosotros.

Por último te preguntarás cuando estará listo para utilizar tu compuesto… pues bien dependiendo de la época del año en la que lo realices… recuerda que el abono generalmente estará listo para ser utilizado al cabo de dos meses… si lo hemos realizado en verano…

Pero si el compuesto ha sido realizado en invierno la cosa se demora mucho más, podremos utilizarlo entre 5 y 6 meses después de haberlo hecho. 

Revisarlo de vez en cuando es una buena idea, recuerda que estará listo cuando no podamos distinguir las diferentes capas de residuos, de la que esta hecho, debido a la desintegración. Debe oler bien!