Tabletas Fertilizantes Caseras

0

En el espacio de hoy hablaremos sobre cómo realizar facilmente tabletas fertilizantes de manera casera. Si quieres saber cómo se hace fertilizante casero, sigue leyendo!

Las tabletas caseras para el sustrato, será un método bastante conocido para algunos de vosotros pero hoy queremos explicarlo para aquellos que no lo sepan y quieran tenerlo en cuenta.

El método puede ser variado según nuestras necesidades, lo suyo es probarlo y comprobarlo a ver qué tal. Recuerda que la persona que vaya a realizar la receta debe asegurarse que los nutrientes estén disponibles cuando vayamos a hacerlo para que la composición sea lo más completa posible. Recordamos que también podemos hacerla con un solo compuesto, si la planta así lo requiere.

Este tipo de tabletas tiene grandes resultados para reforzar el sustrato de las plantas, rizomas, esquejes, bulbos… deberemos administrar las tabletas cada tres semanas aproximadamente. Esto va a depender de lo grande que sea la planta o si vemos una alteración en el desarrollo de la misma.

Los elementos que vamos a necesitar son:

  • Arcilla -cantidad mas pequeña que una pelota de tenis=
  • Nitrato de potasio -2 cucharaditas-
  • Sulfato de potasio -1 cucharadita-
  • Harina de hueso -3 cucharaditas-
  • Sulfato de magnesio -3 cucharaditas- (debe obviarse si el agua de red no es blanda y posee un alto contenido de magnesio o contenga el fertilizante comercial)
  • CSM+B -1 cucharadita-. También podemos utilizar otro fertilizante de micronutrientes por ejemplo de acuario o jardin, con bajo contenido en Cobre.

Lo primero que vamos a hacer es coger un poco de arcilla, ya hemos dicho que algo más pequeña que una pelota de tenis. Este trozo de arcilla lo aplastamos bien y formamos un pequeño disco.

Después con una cuchara pequeña, vamos añadiendo al disco formado con todas las sales mencionadas. Una vez echadas vamos amasando el disco de arcilla otra vez, para mezclar las sales con la arcilla y así homogeneizar todo lo que podamos los componentes.

Luego hacemos otra vez el disco y vamos repitiendo los pasos con todas las sales que tengamos y luego amasamos para obtener la bola lo más homogénea que podamos.

Por último toma la bola y de esta saca pequeñas bolitas de diferentes tamaños. Todas pequeñitas de 1 cm de diámetro o menos. Por último dejamos secar bien las bolas ubicadas en un papel de periódico y después las almacenaremos en un recipiente hasta que queramos utilizarlas.