Técnica de hidroponía (III)

0

Un artículo más en el que nos referiremos a la interesante técnica de la hidroponía. Hoy, puntualmente, hablaremos de la solución nutritiva.

Esta técnica requiere que sus plantas reciban nutrientes como calcio, fósforo, hidrógeno, hierro, boro, azufre, oxigeno, potasio, zinc. Cada uno de estos elementos es necesario para el correcto desarrollo de las plantas ya que sus propiedades se llegan a complementar entre si, aportando a la planta todos los nutrientes que necesitan.

En la actualidad encontrarás en el mercado productos en que se combinen componentes, las soluciones hidropónicas ya vienen elaboradas y son una excelente y práctica alternativa.

hidroponia

Las soluciones suelen ayudar a que las raíces de las plantas puedan aferrarse al interior de los recipientes.

Es fundamental que periódicamente drenes y oxigenes el agua, coloca los nutrientes que el cultivo necesita, los mejores son los que aportan una cantidad de oxígeno que va entre el 15 y 35 por ciento. Algunos productos son muy económicos, como la piedra pómez, arena, grava, cascarilla de arroz. Podremos usar una manguera para remover el agua y así poner reponer los nutrientes del recipiente. Un reloj controlador nos ayudará a controlar los espacios de tiempo entre un drenaje y otro.

El desarrollo de las plantas dependerá, en gran parte, de una buena siembra. La calidad de las semillas es muy importante, lo mismo que las condiciones en las que se germinan, que determinará el futuro crecimiento. Un semillero nos facilitará esta primera etapa.

Una excelente alternativa es que cada tres o cuatro horas al día puedas oxigenar el agua, esto podrás hacerlo gracias a la ayuda de una bomba aireadora y cada tres o cuatro días, debemos realizar un control de la solución hidropónica agregando los componentes necesarios para mantener la calidad de nutrientes que la planta requiere. Una vez por mes, en la primera época renovaremos el agua, la cual puede ser usada para regar otras plantas del jardín.

Foto | Flickr