Abonar macetas

En ocasiones parece mentira que una planta se puede desarrollar tan bien y tan bonita en un espacio tan limitado como una maceta, pero es así. Cuando tengamos plantas que crecen en estos sitios debemos tener mucho cuidado con respecto al riego y a los abonos que le coloquemos.

Los fertilizantes líquidos deben ser colocados durante la primavera por lo menos dos veces al mes, durante el resto del año bastará que los coloques solo una vez al mes.

Recuerda poner solo las cantidades que se indican en los envases, realizar una sobredosis puede llegar a ser bastante dañino para las plantas. Los excesos son bastantes frecuentes en las maceta por eso es necesario tener un cuidado especial.

macetas

Una de las variedades de fertilizantes que puedes usar es el rico en potasio, que ayuda a estimular la floración.

Durante la primavera sería conveniente que cambiaras la planta a una maceta un poco más grande que en la que creció el año anterior. Además deberías cambiar el compost por una capa superior de tierra, entre dos y cuatro centímetros. Esto le dará mayor espacio para crecer.

No debes olvidar airear el suelo de las macetas, para eso puedes usar unas bolitas que se colocan en la tierra. Tienen el aspecto de huevos de insectos, pero en realidad son muy buenos para las plantas.

Abonos caseros para plantas:

  • Cáscara de plátanos: estas cáscaras trituradas pueden brindarle a tus macetas un aporte vitamínico perfecto. En ellas se encuentran los minerales necesarios para que puedan desarrollarse de la mejor manera.
  • Café o cáscaras de huevos: puedes colocar en el suelo los restos del café (cuando estén fríos) o las cáscaras de loe huevos duros.
  • Abonos caseros: en el caso de que necesites abonos para azaleas o camelias, que necesitan más acidez, puedes colocar té sobre la tierra y mezclarlo bien.
  • Miel: otra excelente opción es usar una cucharada de miel disuelta en leche fría, un buen abono para que las plantas puedan desarrollarse fuertes.
  • Agua de cocción de patatas: cuando cocines patatas no tires el agua. Cuando este líquido esté frío puedes usarlo para regar tus macetas. Sus oligoelementos pueden ser buenos nutrientes.

Foto | Flickr