Cuidados de las Clavelinas de Mar

Las Clavelinas de Mar son una de las plantas más interesantes que existen para los jardines, aunque la verdad es que se entiende bajo ese nombre a cerca de 50 especies, todas las cuales pertenecen tanto al género Armeria, como a la familia de las Plumbagináceas, originarias de Norteamérica. Para conocerlas un poco, más, en especial en lo que hace a sus cuidados básicos, entonces, vamos a analizar el siguiente artículo.

Lo primero que debes tener en cuenta si te ha gustado el aspecto de las clavelinas de mar, es que se trata de plantas más bien pequeñas, las cuales mantienen un color verde vivo, y se presentan estrechas y lineares. En cuanto a sus flores, las mismas por lo general son bastante pequeñas, de la misma forma, que poseen capítulos, de colores siempre bellos, siendo posibles algunos como blancos, rosas, o lilas.

Es muy común que este tipo de plantas, por la fuerte resistencia que ofrecen a la naturaleza, sea utilizada tanto en balcones como terrazas, de la misma manera que se trata de una especie muy querida por lo fácil que es de cultivar, y ni siquiera podemos mencionar como una contra la cantidad de sol que requiere, que es más el normal siempre y cuando esté al alcance de los rayos solares.

Si pensamos en el suelo donde ubicarla en tanto, puede ser cualquier medianamente normal, aunque se recomienda siempre agregar un tercio de arena para facilitar la aclimatación de la planta a su nuevo hogar. De la misma forma, recomendamos hacer la plantación en otoño, para que de ese modo el florecimiento llegue cuando la planta está totalmente asentada.

Sobre el riego, en tanto, se aconseja siempre regar poco cada 2 días, o con abundante agua cada una semana, pero siempre cuidando que la tierra se mantenga húmeda, aunque sin inundarse. Por último, recuerda que es mejor eliminar las flores cuando se marchitan para favorecer la aparición de otras, y si quieres mejores resultados, puedes abonar una vez al año en otoño, utilizando fertilizante orgánico.