Poda de las plantas de interior

Es cierto que las plantas de interior necesitan de poca poda, pero existen algunos puntos para tener en cuenta cuando debas realizarla. En el caso de que tu planta crezca mucho en altura pero no se ensanche ni se ramifique deberás despuntar los extremos de los tallos para evitar que los brotes salgan lateralmente.

Una buena opción es realizar pinzados, que consisten en cortar las puntas, la yema termina de un tallo para que puedan brotar las yemas laterales. Este tipo de corte es aconsejable para los geranios, coleos, fitonia, fucsias.

En el caso de los Ficus benjamina y Ficus nitida que se cultivan formando con su copa una bola esférica necesitan de ciertos recortes para mantener su forma. Lo mismo sucede con el Gold Crest, al que suele darse la forma de pirámide.

Poda de las plantas de interior

Aquellas plantas de interior colgantes que crecieron demasiado, como la hiedra, ficus repens, etc, puede requerir de una poda periódica para aligerarlas, en el caso de que tengan pocos tallos se pueden cortar únicamente las puntas, así saldrán más.

Las yucas y las drácenas suelen quedar, con el paso del tiempo, con un tronco largo y alto, cuando está pelado no es muy bonito, por eso muchos toman la decisión de cortarlo por la mitad para que puedan salir nuevos brotes.

Todas las plantas que tengan hojas y ramas muy densas o desordenadas deben recibir una poda periódica para aclararlas. También se deben quitar las flores y las hojas secas y recortar las puntas marrones.

Foto | Flickr