Chamota: una opción ecológica y llamativa para el jardín

Cuando pensamos en un jardín bello, muchos de nosotros consideramos como elemento imprescindible un camino que nos permita recorrerlo en toda su extensión, bien para poder disfrutar de unos bancos o sillas al final del mismo, llegar hasta algún sitio con sombra o a nuestro pequeño huerto evitando el barro que pueda formarse. En esos casos, es muy recomendable entonces pensar en la incorporación de Chamota en nuestro jardín.

Características generales de la Chamota

Cuando hablamos de la Chamota, nos estamos refiriendo a lo que algunos también denominan “Grancilla terracota”, y que prácticamente todo el mundo conocerá porque en su versión de menor medida es la tierra batida común como superficie en el tenis. Más allá de eso, la Chamota puede ser un complemento por demás interesante para la decoración de jardines y parques, sobre todo a la hora de confeccionar jardines o senderos de nuestro gusto.

Fuente:  Canteras El Cerro
Fuente: Canteras El Cerro

También conocida como cerámica triturada o graza cerámica, las principales características de la Chamota tienen que ver con su color anaranjado, propio de los materiales de los que proviene, y su composición que le hace ser ecológica en un 100%. Además, de acuerdo a nuestros gustos o requerimientos, podemos encontrarla en tres tamaños diferentes: de 0 a 3 milímetros (tierra batida), de 3 a 6 milímetros, y de 6 a 14 milímetros.

En efecto, es un producto completamente natural que no se embarra en lo más mínimo ni tampoco mancha, y que es perfecto para jardines con problemas de drenaje, ya que posee grande cualidades para el flujo del agua, aunque evita su evaporación. Eso hace que ahorremos una buena cantidad de dinero en el riego, puesto que la humedad es mucho mayor en nuestro jardín con su uso.

¿En qué se usa principalmente?

A la hora de analizar los usos de la Chamota, podemos fijarnos en los más buscados, como la ya mencionada creación de caminos y senderos, además de la decoración para maceteros y jarrones, o para mezclarla con sustratos convencionales, de modo que aprovechemos sin demasiadas dificultades sus propiedades en favor de la humedad del jardín.

¿Piensas utilizar Chacota en tu jardín próximamente?