Cómo controlar la humedad del aire

 humedad aire plantas

Uno de los principales problemas que tienen las personas que poseen jardines con plantas en sus casas, tiene que ver directamente con la humedad del aire, un factor que normalmente no es tenido en cuenta, pero que a muchas especies puede afectarlas demasiado, provocando incluso que jamás lleguen a desarrollarse del modo en que deberían hacerlo en condiciones normales.

De hecho, los especialistas consideran que, además, la falta de humedad es una de las grandes culpables por la muerte de plantas interiores, más que nada en los meses fríos del año, cuando ésta suele disiparse casi por completo. Una situación similar pasa cuando llevamos esas plantas de interior al exterior en la época más calurosa, ya que podemos dejarlas afectadas por un enorme crecimiento en la humedad que perciben.

De este modo, si ahora mismo, y ante la llegada del verano, has llevado muchas de tus plantas desde el interior de la casa para colocarlas en el jardín, intenta llevarlas de nuevo adentro, de forma que no sufran estos cambios de humedad que mencionábamos antes, ya que podrían matarla, o causarles daños de los que luego les cueste muchísimo tiempo recuperarse.

La ventaja del caso que tiene la humedad, con respecto a otras problemáticas comunes en las plantas, es que existen ciertos síntomas que nos permiten saber cuándo efectivamente el problema de una planta es la falta o la sobra de humedad. En estos casos, verás que de seguro la planta tiene una coloración amarillenta en sus hojas, que en cuadros más graves puede pasar a deshidrata, marchita, y demás.

Por eso, siempre que quieras ofrecer a tus plantas la cantidad ideal de humedad en el ambiente, lo que deberás tener en cuenta es las características de la especie, que puedes buscar en Internet o consultar con un especialista, además de registrar las condiciones en las que se encuentran los distintos ambientes de tu hogar, y así decidir si ubicarlas en uno u otro.