Como cuidar cactus de interior

Cada planta requiere un cuidado diferente, pues por supuesto no todas las plantas son iguales, cada una es especial y tiene su particularidad a la hora de sus cuidados. Por eso en esta ocasión te comentaremos cuáles son algunos de los consejos imprescindibles que debes tener en cuenta a la hora de cuidar a los cactus del interior de tu hogar.

¿Qué debemos saber de los cactus?

Una de las cosas más importantes que debemos saber sobre los cactus es que aquellos que se cultivan en el interior del hogar requieren cuidados muy diferentes a los que crecen en el exterior. A continuación te dejamos algunos consejos útiles para que puedas mantenerlos saludables de una manera muy simple y sin gastar mucho tiempo.

cactus
Wikimedia Commons

En primer lugar una de las consideraciones que debes tener en cuenta tiene que ver con elegir la maceta adecuada para cada cactus, es decir para este tipo de plantas que no requieren demasiada atención es conveniente otorgarles el ambiente correcto, para ello deberás utilizar las masetas rústicas con buen drenaje para el agua y oxígeno.

Por otro lado, en cuanto a la tierra que el cactus necesita para un óptimo crecimiento debemos elegir aquellas que proponen una mezcla de corteza de orquídeas, tierra común para masetas, fibra de coco, turba, piedra pómez y moldes de hoja de robles. Este tipo de mezcla preparada resulta ideal para los cactus de interior, puesto que les proporciona los nutrientes necesarios para un sano y mejor crecimiento. Además, como los cactus son plantas que no requieren demasiada atención, solo deberás replantarlos cada dos años haciendo el cambio correspondiente de maseta de acuerdo al crecimiento que tenga.

Otra de las cuestiones importantes que debemos considerar sobre los cuidados y mantenimiento de los cactus tiene que ver con el riego. Pues es importante regarlos solamente una vez por semana, aunque cuando el ambiente se encuentre más frío que de costumbre sí deberemos regar el cactus con más frecuencia teniendo cuidado que no se inunde de agua. Para la iluminación te recomendamos colocarlos en un sitio donde reciban abundante luz natural como una ventana o un mueble frente a ella.