¿Cómo cuidar las plantas de interior?

Plantas de interior

Las plantas de interior, al igual que las de exterior, necesitan sus cuidados. No olvidemos que no solo sirven como decoración en los ambientes sino que cumplen un rol fundamental en la oxigenación ambiental, purificando el aire.
Van aquí algunos consejos para sus cuidados.

La maceta

Los recipientes de cerámica son preferibles, por estética y su carácter poroso que permite una respiración de las raíces. Además, ayudará a dosificar el regado. Se debe transplantar ni bien se compra por el substrato con el que son vendidas ya que su sustrato es poroso para mayor crecimiento de raíces pero luego es contraproducente.

La iluminación

Esencial para la vida de las plantas, sin ella no podría realizar la fotosíntesis que es su alimentación. Para ello deben colocarse en sitios luminosos cerca de la luz solar, cerca de las ventanas, a no más de un metro y medio de distancia. Si no hubiera posibilidad de luz natural existen lámparas incandescentes que la imitan.

El riego

Tanto la falta de agua como su exceso son perjudiciales. Así que dependerá de la planta y sus factores externos, como clima, humedad, sitio de ubicación, etc. la cantidad de agua que requiera. Las macetas deben contar con un sistema de drenaje para que el agua no se encharque y quede concentrada en el fondo del recipiente, con esto las raíces se pudrirán y la planta puede llegar a morir.

Temperatura y humedad ambiental

La temperatura media debe oscilar entre los 12ºC en invierno y los 24ºC en verano. Cuidado con la climatización ambiental.
La humedad del aire debe ser del 70 al 90%. Los ambientes rara vez llegan a esto así que pueden pulverizarse o apoyarlas sobre cubeta con agua.

Plagas

Algunas plagas pueden controlarse con pesticidas que se incorporan a la tierra húmeda, mientras que otras necesitan de cuidados especiales a las hojas.