Cómo cultivar Albahaca en maceta

Puedes cultivar albahaca en maceta para dar vida a muchos de tus platos culinarios y, además, decorar parte de tu hogar. Particularmente las hierbas aromáticas me encantan. Dan un toque hogareño en el espacio donde las ubiques. Lo suyo quizás es cultivar diferentes tipos de hierbas aromáticas así, además, aromatizarás el ambiente.

Hay muchas hierbas aromática donde escoger. Todas son buenas, si se utilizan correctamente. Cada una da un toque y un aroma completamente diferente. Incluso algunas hierbas aromáticas, como la menta o la lavanda, te ayudan a que algunas plagas como los mosquitos se mantengan lejos de tu casa.

albahaca
Fuente: M a n u e l

Cultivar albahaca en maceta es fácil. Aquí te dejo algunos pasos y consejos a seguir, para que crezca sana y fuerte, desprendiendo un aroma ideal. Una idea es poner unas cuanta macetas en la cocina, sobretodo al lado de la ventana si puedes. Verás cómo en poco tiempo puedes cosechar y añadir a tus platos culinarios o bien para aromatizar bebidas y hacer tes. ¿Te animas?

Cultiva albahaca en maceta:

La albahaca es una planta que no resiste las heladas o las bajas temperaturas, por lo que la mejor época para cultivarla será a mediados o finales de primavera. Puedes sembrarla en semilleros o bien, como alternativa, utilizar un recipiente de poca profundidad, aproximadamente de entre 5 y 10 cm. Esta maceta o recipiente debes llenarlo de tierra fresca y abonada.

Planta las semillas a poca profundidad más o menos 1 cm. Ve haciendo agujeros con el dedo en la tierra y depositando dos o tres semillas por agujero. Luego cubre con tierra. Para acabar riega. Luego ubica el recipiente en una ventana donde de el sol y riega cada dos días.

Mantén la albahaca en el semillero hasta que crezcan unas seis hojas y sean largas. Después a la hora de transplantar a una maceta ten mucho cuidado con las plántulas de albahaca, para no estropear las raíces. Antes de transplantar, busca una maceta de unos 20 o 30 cm de profundidad y con tierra abonada y seca.

Una vez transplantada el riego de la albahaca deberá ser frecuente y en poca cantidad. Nunca encharcar la maceta. Como ves cultivar albahaca no es complicado ¿Qué te parece? ¿Qué otras hierbas aromáticas te gustan?