Cómo deshacerse del Minador de los Cítricos

 

El Minador de los Cítricos es una de las plagas más comunes que pueden llegar a afectar nuestro jardín si tenemos árboles como naranjos, mandarinos o limoneros, y que es especialmente habitual en territorio español , y que a continuación vamos a informarte de cómo hacer para que ya no molesten, ni lastimen o entorpezcan el crecimiento de los árboles.

Lo que tienes que saber acerca del Minador de los Cítricos es que se trata de una plaga que llegó a España en 1993, y cuya existencia podemos conocer porque en las hojas de éstos árboles nos encontramos con galerías que antes no existían, y algunas de las mismas comienzan a quedar retorcidas.

Si queremos eliminar este tipo de plagas, entonces, nuestra recomendación es la de utilizar algún producto químico especialmente desarrollado para estos fines, y que contienen la materia activa Abamectina, como puede ser el Epimek, o alguno similar. Pero para asegurarnos los resultados, debemos saber también que la clave está en la aplicación, o mejor dicho, en sus formas.

Para asegurarnos de la eficacia del tratamiento, debemos considerar en primera instancia que los brotes deben tener unos cinco centímetros de largo, ya que allí las larvas son pequeñas todavía, y luego dividir el año en cuatro temporadas para que el tratamiento también se clasifique de este modo, y nos aseguremos eliminar el Minador de los Cítricos.

Entonces, la primera aplicación, es al final del invierno, en la brotación del árbol. La segunda se produce directamente una o dos semanas más tarde del primer tratamiento. La tercera de ellas, entonces, tiene su espacio al final del verano, ya que se trata de la base de la próxima cosecha, es decir, donde crecerá todo en la primavera siguiente. Para finalizar, repetimos también la dosis una o dos semanas después de este tercer tratamiento.