Cómo eliminar la mosca blanca

moscas blancas

Una de las peores plagas que podemos llegar a encontrarnos en nuestro jardín es, indudablemente, la mosca blanca. Por eso, poder distinguirla es casi tan importante cómo saber de qué forma eliminarla. A continuación, entonces, te traemos algunos interesantes consejos al respecto, para que puedas asegurarte de tener un jardín a prueba de este tipo de molestos insectos.

Lo primero que deberás considerar, entonces, son los síntomas que suelen afectar a estas plantas, y que se resumen en dos o tres, como por ejemplo plantas con las hojas arrugadas y de color amarillento, frutos maduros fuera de época y una menor floración, de modo que deberás estar atento a observar las moscas blancas en el aire, que en algunos casos pueden llegar a verse.

En cuando al insecto en sí mismo, ten en cuenta que en el mejor de los casos para la vista humana, posee una medida de alrededor de dos centímetros, al mismo tiempo que es más fácil distinguirlas por sus ojos negros, que tienen un gran contraste para con el resto del cuerpo. Un punto a favor es que estas moscas no son tan hábiles como las negras, por lo que podemos capturarlas y matarlas, aunque considerando que ponen de a 200 huevos, es difícil que eliminemos la plaga de este modo.

Por eso, recomendamos especialmente llegar a tener un control absoluto sobre la mosca blanca, utilizando en estos casos insecticidas, sobre todo a partir de la prevención. Conviene, de hecho, que consideres siempre adquirir brotes de plantas que se encuentren sanos, además de eliminar las que estén enfermas, y básicamente, vigilar el jardín todo el tiempo.

Además, siempre piensa que existen algunos enemigos naturales de las moscas blancas, como lo pueden ser las avispas, las Coleopteras y Heteropteras, así que si las tienes, y no hacen ningún daño sobre tus plantas, déjalas allí para asegurarte de que la mosca blanca, más dañina, no aparecerá por el jardín.