Cómo evitar excedernos con la cantidad de riego

exceso riego

Muchas veces hemos destacado que aunque en la vida prima aquello de mejor que sobre y no que falte, en la jardinería, o al menos en cuanto al riego de las plantas, no hay nada más equivocado. El caso es que una planta puede recuperarse sin muchos inconvenientes de la falta de agua, pero en cambio le costará una enormidad volver a su situación normal luego de haber sido objeto del exceso de agua.

Por eso debes tener en cuenta, en tal sentido, que si bien el drenaje no es lo más bello que tenemos formando parte del universo de la jardinería, sí que resulta de lo más práctico y útil. De hecho, en muchas especies además debes tener en cuenta que no es suficiente con una capa de rocas o gravas en la parte inferior del contenedor, sino que efectivamente debemos hacer los agujeros en la parte baja de la maceta.

De este modo, y pensando que lo único que necesitas es un taladro o un martillo y clavos grandes en manos, te recomendamos que tomes las macetas, sobre todo de aquellas especies de plantas que no necesitan demasiada agua, y entonces deberás pensar en taparlos, lo que se hace en concreto para que el suelo no se filtre junto con el agua, además de que no entren plagas.

Para ello, puedes utilizar por ejemplo las mantas plásticas para ventanas, las mismas que se usan para que los mosquitos no entren en las casas, ya que de ese modo apenas si gastas dinero, y logras que el drenaje sea perfecto para cualquier planta. Por otro lado, tampoco puedes descartar el uso de fibras de coco o arpillera que mantienen igualmente el suelo.

Finalmente, y como para desmitificar una de las creencias más absurdas que existen en cuanto a la jardinería, debemos decir que las gravas en el fondo de las macetas no ayudan en lo mínimo al drenaje.