Cómo tener un buen drenaje en el suelo

Uno de los elementos más interesantes a la hora de tener en cuenta cuanto pretendemos cuidar el jardín, y que nos permite obtener resultados muy variados de acuerdo a la forma en la que lo gestionamos, tiene que ver directamente con el drenaje, motivo por el cual, a continuación, vamos a analizar algunos de los elementos que se vuelven indispensables a la hora de tener un buen drenaje en nuestro jardín.

Por ejemplo, tenemos que saber en primer término, que la existencia de un buen drenaje es un elemento sustancial para que la mayor parte de los productos y seres vivos que son ubicados en distintos sitios del jardín, alcancen su mejor nivel de vida. En ese sentido, podemos mencionar sobre todo plantas, arbustos, árboles y el césped, aunque en general todas las plantaciones se resumen a este sentido.

Además, una de las principales causas de tener un mal drenaje tienen que ver directamente con la probable aparición de hongos en las plantas, los cuales pueden enfermar rápidamente a la vegetación, de modo que las raíces comiencen a asfixiarse, y a fin de cuentas, que las plantas y el césped se mueran luego de algún tiempo.

De este modo, hay que considerar que si bien existen algunas especies más resistentes que otras al exceso de agua, esto podría tener fatales resultados en la mayoría de las especies. La única forma de evitar ello, es que plantemos directamente plantas acuáticas, las cuales tendrán una adaptación mucho más simple a estas circunstancias, evitándote varios problemas.

Por ello, para evitar que nuestras plantas sufran daños por el exceso de agua, es necesario que constantemente estemos comprobando el drenaje de los suelos de tu jardín, y que consultemos con un especialista si no tenemos demasiado en claro que estrategia llevar a cabo para que el mismo efectivamente mejore.