Consejos para regar el jardín durante el otoño y otros puntos para tener en cuenta

Existen diferentes cuidados que debemos tener en cuenta a la hora de mantener el jardín durante el otoño. Regar el jardín es una actividad que no debemos dejar de lado, pero para hacerlo de manera adecuada tendremos que conocer algunas pautas.

El riego del jardín durante el otoño

Como cuidar el jardín durante el otoño
Fuente: Jose Macias

Existen algunas pautas que se deberán tener en cuenta para que las plantas se mantengan sanas y fuertes después de la época estival. Durante el verano las plantas requieren de riegos frecuentes y con mayores caudales de agua, al llegar el otoño, con los cambios de temperatura deberemos reducir la frecuencia de estos riegos. En el caso de que vivas en zonas lluviosas no necesitarás regar, bastará con el agua de lluvia que reciban las plantas.

En el caso de las plantas ubicadas en macetas será importante destapar el drenaje, en el caso de que esté obstruido. Para hacer este trabajo sólo tendrás que ayudarte con un palillo. Con respecto al regado de los árboles se puede comenzar a hacer cuando las hojas caducas se hayan caído.

Forma de regar el jardín de otoño

Durante la época del otoño será necesario ir espaciando el tiempo de riego. En términos generales podemos decirte que el jardín necesitará de un riego una o dos veces a la semana. Si la zona en donde vives es muy lluviosa no hará falta regar el jardín. En el caso de que el clima sea extremadamente seco y las temperaturas no sean demasiado bajas, el riego se tendrá que hacer cada tres días. En el caso de que el jardín tenga plantas con flores se deberá tener mucho cuidado de no mojar ni las flores ni las hojas.

Si tu jardín cuenta con un sistema de riego por goteo, es necesario volver a programarlo para reducirlo y que el riego sea mucho menor. Algunos expertos aconsejan hasta suspender este tipo de riego, quitando las tuberías y guardándolas en un sitio protegido hasta que regrese la primavera, en este caso los caños deberán guardarse bien limpios y secos.

Los jardines que tengan árboles no deberán ser regados hasta que hayan caído todas las hojas. A partir de ese momento se podrá comenzar con un riego muy leve. Si los ejemplares son jóvenes deberán recibir riego hasta que comiencen las heladas de invierno y después no regarlos más hasta la primavera.

Riego de las macetas en otoño

Riego del jardín durante el otoño

Si tienes una terraza o balcón con macetas también deberás modificar la rutina de riego. En primer lugar, como te dijimos anteriormente, deberás verificar que el drenaje no se encuentre obstruido, ya que el exceso de humedad podrá generar la aparición de hongos. Destapar el drenaje, usando un palillo, es una tarea que se debe hacer de forma periódica, al menos dos veces al año.

Las maceta que se encuentren ubicadas en el interior de la vivienda deberán ser alejadas de las fuentes directa de calor, ya que la calefacción muy elevada podrá resecarlas. Las macetas que estén en el interior deberán ser regadas con mayor frecuencia, o deberán ser colocadas en una habitación donde no haya calefacción. Es importante pulverizarlas cada dos o tres días para mantener la humedad que requiere.

Otros consejos para cuidar el jardín durante el otoño

El otoño es la mejor época del año para podar los árboles, los arbustos y los frutales. Además, es muy útil limpiar el jardín quitando las malas hierbas, rastrillando el césped y quitando las hojas caídas. En muchos casos se pueden aprovechar las cenizas de la chimenea como un excelente fertilizante para la tierra.

Si estas pensando en trasplantar un arbusto o un árbol, te aconsejamos esperar hasta la época de invierno para hacerlo. Una buena medida es trasplantar las plantas que crecen muy juntas. Muchas plantas, al finalizar el otoño y comenzar el invierno, entran en un proceso de reposo. Podrás colocarlas en una habitación fresca en donde no haga calor. Las únicas plantas que se encuentran bien con el calor son las de origen tropical, pero recuerda que necesitarán de aire húmedo.

Con respecto al abonado es necesario hacerlo al comenzar el otoño ya que así se podrá mantener y estimular la actividad vegetativa y la floración de muchas especies que se encuentren en plena actividad. Aquellas plantas que florezcan durante el año será necesario fertilizarlas durante la época de otoño. El producto que se vaya a colocar deberá tener menos nitrógeno y más potasio.

Esperamos que estos consejos para el cuidado de jardín te hayan sido de utilidad, recuerda que si bien los jardines no son espacios que se usan mucho en otoño e invierno es muy importante no descuidarlos para así poder volverlos a disfrutar cuando el clima lo permita. Además en las épocas frías los jardines también nos brindan su encanto con unas gamas de colores muy bonitas.