Consejos sobre drenaje para tener un jardín cuidado

Mediante un correcto drenaje se tendrá una mayor o menor rapidez para que el agua superficial tenga un correcto escurrimiento. Para saber si un drenaje es bueno o no se puede evaluar si después de una gran lluvia o un riego abundante se forman charcos en el suelo, los que permanecen varios días. En este caso se puede decir que el drenaje es malo.

Otra opción es cavar un hoyo de 60 centímetros de profundidad y llenarlo con agua. Si después de varios días queda agua en el fondo el drenaje no es el mejor.

Consejos sobre drenaje
Fuente: Atico Jardin

Si se cuenta con un mal drenaje en el jardín las plantas, flores, arbustos, césped se perjudican ya que las raíces se asfixian y aparecen más fácilmente los hongos que viven en el suelo. Existen algunas especies que pueden resistir el exceso de agua, especialmente las plantas acuáticas que requieren tener las raíces inundada. Para evitar inconvenientes es aconsejable seguir los consejos sobre drenaje.

En el caso de que el suelo sea más arcilloso existen mayores posibilidades de tener un mal drenaje, esto no suele ser preocupante en los suelos arenosos. Cabe destacar que no todos los suelos arcillosos drenan mal.

Para mejorar la calidad del drenaje se puede colocar algunas tuberías especiales, para eso será necesario crear pendientes. En ese caso se tiene que moldear el terreno generando suaves pendientes que ayuden a escurrir el agua había un lado. Se deberá ‘guiar’ el agua para el sitio que queramos. Esto será muy importante a la hora de construir un jardín.

También se deberá nivelar el terreno para suprimir las depresiones que acumulen agua. Si es necesario colocar zanjas o canaletas al pie de la pendiente.

Algunos expertos aconsejan la creación de pequeñas lomas o montículos de tierras para que se acumule menos cantidad de agua al pie de los ejemplares, especialmente en los suelos con mal drenaje. I tienes árboles frutales deberás tener una plataforma o lomos anchos separados por surcos para permitir un buen drenaje del terreno.