Consejos sobre el abono

Aunque todos los que tenemos jardines hemos escuchado muchas veces hablar de la importancia del abono para la vida de las distintas especies de plantas y árboles, la verdad es que muchas veces dejamos de lado eso, y olvidamos por completo ayudar a nuestros amigos verdes para que tengan una mejor calidad de vida. De ese modo, y si quieres saber un poco más sobre el abono, a continuación te traemos algunos interesantes consejos.

El primero de ellos tiene que ver, directamente, con saber que un jardín debe ser abonado, en la mayoría de los casos, una vez al año. Además, ten en cuenta que los abonos se dividen en orgánicos y minerales. Los primeros integran por ejemplo el estiércol, compost y turba, haciendo el suelo más esponjoso; los segundos, como por ejemplo Nitrógeno, Fósforo y Potasio; ayudan más al crecimiento de las plantas.

Entonces, si hablamos concretamente del abono orgánico, lo que debemos considerar es que se trata de un elemento fundamental a la hora de asegurar la calidad del suelo donde se encuentran las plantas, de modo que el uso regular de material orgánico es de vital importancia para su jardín. Es una técnica especialmente recomendable para los cultivos que tienen poca fuerza al crecer, todo lo contrario de los abonos minerales.

Y yendo de hecho a los abonos minerales, que muchas veces son denominados también fertilizantes, lo que debes saber es que se suelen utilizar en casi todo el año. En primavera se los esparce de modo completo, en verano sólo sobre las plantas de mucho crecimiento, en otoño también a modo completo, pero con menor cantidad, y en invierno se hace un abonado orgánico general para todo el jardín, lo que nos permite ofrecer una calidad de vida inmejorable a las plantas. Considera, en este sentido, que muchos de los desperdicios de la cocina puede llegar a ser utilizados como abono.