Cuidados básicos de las camelias

Las camelias, como preciosas flores ornamentales para el jardín, tienen sus cuidados básicos. Esta flor, de origen oriental, también es conocida por otro nombre (Rosa de Japón) Un bonito nombre, para una planta tan estupenda con la que podemos decorar nuestros espacios. Es fácil de mantener, solo hay que darle algunos mimos.

A cambio de algunos cuidados básicos, las camelias obsequian con preciosos pétalos de diferentes colores. Hay muchísimas variedades, en el mundo, de esta planta. Por ello tiene un gran valor ornamental. La camelia se puede cultivar tanto en interior, como en exteriores. Además es una flor bastante utilizada, dado que es resistente bastante resistente y fácil de mantener. 

cuidados basicos de las camelias
Fuente: micadew 

 

CUIDADOS BÁSICOS DE LAS CAMELIAS

Esta planta se cultiva muy bien en lugares ventilados y con una temperatura máxima de 60º. Para que tus camelias crezcan sanas y fuertes, procura no cambiarlas de lugar. Realmente no les gustan mucho los cambios. Estas flores son resistentes al frío, pero si las temperaturas son demasiado variadas le afectará en el crecimiento.

Sobre el riego hay que tener cuidado de no hacerlo sobre las flores, en invierno. Además no soporta los riegos irregulares. Esta planta necesitará ciertos horarios para ser regada. Aunque si están en el exterior y hay época de lluvias, no es necesario hacerlo. Siempre hay que mirar que la tierra no se seque y establecer un patrón de riego, con agua tibia. Un riego irregular, también afectará a la planta.

Las camelias se pueden plantar en pequeños tiestos y luego cambiarlas. Pero hay que procurar que sus transplantes no sean excesivos o innecesarios. La planta sufre estas variaciones y no le vendrá nada bien. A pesar de lo que digo, la planta es fácil de cuidar por ello es tan popular. Si vives en un lugar demasiado frío, con temperaturas extremas las Camelias no son las flores más adecuadas. En este caso hay que buscar especies más resistentes.

Por último comentar que el sol de forma directa, no es bueno para las camelias o para muchas otras flores. Es bueno tener un lugar fresco e iluminado para ellas, con una temperatura más o menos estable y un riego estable. Si las camelias son colocadas en el interior del hogar, hay que evitar ponerlas cerca de la calefacción.