Cuidados de la Pontederia

Si alguna vez te has preguntado que planta pueda llegar a ir bien en tu estanque, debes saber que una de las especies más recomendadas en este sentido está directamente relacionada con las Pontederias, originarias de América Central y del Norte, y que en algunas partes de España con conocidas con otras denominaciones, como por ejemplo flor de laguna, o espigas de agua.

Entre las características esenciales de estas plantas, en tanto, podemos mencionar algunas como sus tallos rectos, que en los mejores casos pueden llegar a superar el metro de altura. En cuanto a sus hojas, en tanto, debe decirse que tienen una forma semejante a la de un corazón, aunque a veces algo más alargado, y que sobresaldrán en tu jardín por el color verde brillante que las distingue, más allá de las pequeñas flores azuladas que aparecen en los meses de florecimiento, entre julio y septiembre.

Una de las utilizaciones más comunes de este tipo de plantas, en tanto, está directamente relacionada con las macetas que se producen para fondos marinos, y que podemos colocar a una profundidad de medio metro aproximadamente, teniendo en cuenta siempre el pequeño detalle de que se trata de una especie que no soporta las temperaturas frías, ni ningún tipo de helada.

Por lo demás, recomendamos siempre ubicarlas en un sitio con sombra medio día, ya que si bien no tienen problemas en resistir durante algunas horas por jornada los rayos solares de forma directa, luego llega el momento en el que pueden ser afectadas por demás. Las temperaturas, en el mismo aspecto, conviene que sean siempre lo más templadas posibles.

En cuanto al suelo del estanque donde ubicar este tipo de plantas, conviene siempre que mantenga una turba con sustrato ácido agregado, además de que si la ubicamos en una maceta al aire libre, conviene regarla de forma constante, para que la tierra esté todo el tiempo empapada en agua.