Cuidados de la siempreviva de telarañas

La siempreviva de telarañas es una especie muy solicitada en los últimos tiempos por las personas que tienen sus propios jardines, y en tal sentido, existen una serie de cuidados que debemos tener en cuenta para ofrecerles la mejor calidad de vida posible. Concretamente, si bien se trata de varias plantas semejantes, hasta 30 especies pertenecientes a las suculentas, aquí hablaremos con especial hincapié en las llegadas desde África, Oriente Medio y Europa.

Se trata, en efecto, de una pequeña planta, que en la mayoría de los casos llega a España proveniente de los Alpes o los Cárpatos, la cual es perfecta para ir cubriendo los diferentes terrenos, a medida que va creciendo, lo que hace de un modo muy semejante a las arañas con sus telarañas, y es por eso que recibe el nombre que la distingue de esta forma.

Incluso, también sobresale por sus flores, de color rojo intenso, de la misma forma que cuenta, en ocasiones con algunas inflorescencias que se levantan de la planta, alcanzando en los mejores de los casos los 20 centímetros de altura. En cuanto a las rosetas, en tanto, es interesante saber que cuando se mueren las primeras, comienzan a florecer otras posteriormente, de modo más lateral, hasta volver a cubrir el centro de la planta.

Hay que destacar, del mismo modo, que si bien se trata de una planta que suele utilizarse fundamentalmente para terrenos rocosos, también hay muchos que las prefieren en macetas. Por lo demás, presentan una adaptación excelente a cualquier tipo de clima, y no tienen problemas en vivir tanto al sol como en sitios con mayores cantidades de sombra.

Si nos referimos al suelo, en tanto, cualquiera que esté formado directamente por tierra de jardín puede ser suficiente para sus necesidades, del mismo modo que si pensamos en los riegos, bastará con algunos moderados, ya que se trata de plantas muy resistentes a las sequías, de acuerdo a sus orígenes.

3 Comentarios

  1. Hace unos 20 días, podé una cerca de setos como habitualmente vengo haciendo cada año a finales de septiembre. Pero en esta ocasión, he obsevado que los setos después de la poda aparecen de color marrón pardo -como si se estuviesen secando-. ¿Podrían darme alguna información sobre esto? Gracias.

Comments are closed.