Cuidados de las Gazanias

También conocidas en algunas partes del mundo como Agazanias, estas flores son algunas de las más buscadas para los jardines, ya que cuentan con una belleza casi inigualable, y no requieren de demasiados cuidados complejos para verse en esplendor. Por eso, a continuación, vamos a detallar algunos de los elementos a tener en cuenta siempre que busquemos Gazanias para nuestra casa.

Entre algunas de las características principales que podemos mencionar de estas flores, destaca el hecho de que es bastante difícil se conseguir en su especie más pura, mientras que, por lo general, la mayoría de sus variantes demuestran una adaptación mucho más sencilla a los climas mediterráneos que a otros, alcanzando en esos casos hasta 25 centímetros de altura.

Ya yendo directamente a los cuidados que pueden llegar a requerir esta planta, existen algunos muy básicos como la priorización de sitios cálidos por sobre fríos una vez que se encuentra cultivada, de la misma forma que no podemos dejar de aconsejar la utilización de tierra húmeda antes que seca en cualquiera de los casos.

Además, a tener en cuenta siempre que el riego no debe ser abundante, cada tres o cuatro días, toda vez que como mencionábamos anteriormente, la tierra sea húmeda y así se mantenga. Incluso, para favorecer su crecimiento adaptándolo al que presenta en la naturaleza, se recomienda ubicarla en terrenos ligeros, arenosos y con un buen porcentaje de fósforo, que podemos generar con la ayuda de nuestro jardinero de confianza.

Finalmente, otro aspecto interesante de las Gazanias es que la reproducción de esta especie se lleva a cabo en los meses de primavera, motivo por el cual sus primeras flores recién aparecerán en el verano, y su multiplicación se produce por esquejes o semillas, de acuerdo a la variedad que tengamos, cuando sean plantadas al comienzo de la estación correspondiente.

1 Comentario

  1. Hola, la foto que aparece en este lugar refleja exactamente la pequeña bolsa negra que compré el pasado 14 de febrero. Además de flores tan lindas traía hermosos botones que me llamaron la atención pensando (¡hay de mí), que en pocos días estarían todos floreciendo y que la planta rebosaría de flores. Hoy conseguí tierra y una maceta para trasplantarla en un desesperado intento de salvarla. Está casi muerta, la he puesto al sol, a la sombra, a la resolana; la he regado cada tercer día o dos veces por semana y ¡nada! Espero que no sea muy tarde. Gracias por este artículo, me das esperanza. Bye. Roux

Comments are closed.