Cuidados de los Pimientos Enanos

También conocidos a veces como Pimientillos, Pimientos de adorno, Pimiento ornamental o Ají decorativo, nos referimos en esta ocasión al género Capsicu, perteneciente a la familia de las Solanáceas y que presenta hasta 50 variedades, aunque pocas de ellas han traspasado los límites de Sudamérica para llegar hasta Europa, donde hoy se trata de una especie bastante común, muchas veces en venta bajo el nombre de “chile”.

Lo primero que debes saber acerca de estas plantas, es que lo mejor que poseen son sus frutos, los cuales si bien son pequeños, presentan una enorme variedad de colores, que van desde el amarillo hasta el violeta, pasando por los rojos o verdes, y que las hacen realmente bellas cuando se juntan más de dos posibilidades.

En cuanto a la ubicación de los Pimientos Enanos, debemos decir que la mayoría de las personas, por una cuestión de tamaño que se difiere de su propio nombre, suelen utilizarlos en macetas, aunque también existe la posibilidad de colocarlos en macizos en el jardín, y que sobrevivan sin demasiados inconvenientes.

Cuidados básicos

Entre los principales cuidados que podemos mencionar de los Pimientos Enanos, se encuentran algunos especialmente importantes, como por ejemplo los relacionados con su ubicación. Se trata de plantas que preferentemente deberían ser colocadas en sitios donde les de el sol, y que la humedad del ambiente sea bastante alta, eliminando cualquier chance de que el frío las alcance, por lo que podemos colocarlas en el interior, cerca de una ventana.

Además, si bien no es una especie muy exigente con el suelo, si conviene que le encuentres uno de textura media, con materia orgánica y un drenaje bastante bueno, ya que necesita de riegos abundantes. Específicamente en verano, recomendamos que abones además agregándole un fertilizante mineral, y que tengas cuidados con plagas comunes, como hongos, mosca blanca y pulgones.

1 Comentario

Comments are closed.