Cuidados del eucalipto

El eucalipto es un árbol sumamente conocido, aunque pocas personas en realidad tienen buena información acerca del mismo. Por eso, quienes se lo encuentran en su patio o jardín y quieren cuidarlo, no saben a ciencia cierta qué deben hacer. De este modo, a continuación, vamos a repasar algunos de los principales cuidados que se le deben brindar al eucalipto.

Para comenzar, un elemento a tener en cuenta es que se trata de un árbol poco exigente en cuanto a los cuidados. En cuanto al riego, por caso, bastará con que lo reguemos de forma moderada, incrementando la cantidad de agua, eso sí, en las épocas de más calor, o si notas que por algún motivo la tierra no se mantiene húmeda, deberás incrementar las cargas de agua que utilizas.

De la misma forma, otro aspecto positivo es que el eucalipto no necesita demasiada materia orgánica, y en la mayoría de los casos, será suficiente con que añadas un abono sólido granulado de nitrógeno, fósforo y potasio. Sin embargo, en el caso de que hayas adquirido una planta de vivero para convertirla a bonsai, recomendamos que la fertilices a la hora de plantarla, evitando igualmente que el nuevo abono entre en contacto directo con las raíces.

Otro elemento a considerar en cuanto a esta especie, en estos casos, tiene que ver con el pinzado y la poda, y nuestro consejo es que el mejor momento para realizar un pinzado es cuando los brotes más jóvenes entran en el período vegetativo anual, es decir, en la primavera, o en su defecto, a comienzos del verano, siendo el mes de mayo lo ideal en estos casos, siempre y cuando mantenga sus temperaturas promedio.

Por último, sobre la poda, debes tener en cuenta que nunca, pero nunca, debes realizarla cuando el árbol se encuentra en pleno desarrollo. De hecho, en ese caso comenzará a perder savia, y por ende, energía, así que es una muy mala idea. Lo que nosotros aconsejamos en estos casos, como la mejor época para la poda, es mediados o finales del invierno.