Cuidados de las hortensias

Las Hortensias son una de las plantas más tolerantes que existen a los cuidados, o mejor dicho, a la ausencia de ellos, lo que explica de alguna forma por qué son tan buscadas por las personas que quieren que sus jardines se vean bellos todo el tiempo. Sin embargo, existen algunos cuidados que no podemos dejar de lado a la hora de pensar en otorgarles una buena calidad de vida, y que analizaremos a continuación.

Por ejemplo, en cuanto a su luz y la ubicación que les damos, debemos decir que las hortensias requieren de una iluminación abundante o de lo contrario sus hojas podrían volverse amarillas. Sin embargo, de la misma forma desaconsejamos la luz del sol directa ya que esto las quemaría, así que se debe ser muy preciso, y cuidadoso, en este punto.

De la misma forma, la temperatura es otro de los aspectos sobre los cuales debemos prestar atención con las hortensias. De hecho, estas plantas toleran bien las temperaturas cercanas a los 5º C en invierno y si se encuentran en interior, no más de 20º C en verano. Luego, es conveniente elevar su temperatura hasta 15 grados a partir de febrero para que florezca con más fuerza, así que puedes acercarla a la calefacción, por ejemplo.

Sobre el riego de la hortensia, además, es conveniente mantenerlas bien regadas, sobre todo cuando florecen. Por eso se recomienda, en verano, sumergir la maceta entera en un cubo con agua todos los días, sobre todo en los casos en los que notemos cierto debilitamiento de la planta.

Para finalizar, no se puede dejar de lado que estas plantas, en lo que a cambio de macetas respecta, como así también a la poda que debemos brindarle, siempre se deben llevar a cabo ambas tareas luego de la floración, en especial en los casos que tengamos ejemplares jóvenes.