Cuidados del jardín en verano

Con la llegada del verano cada vez más próxima, todos comenzamos a preguntarnos de qué forma podemos tener nuestro jardín cuidado, ya que muchas de las precauciones que debemos tener en cuenta se ven directamente afectadas por la temporada del año en la que nos encontramos. Justamente al respecto, a continuación vamos a darte algunos consejos muy útiles para tus próximos meses en el jardín.

Sin ir más lejos, una de las primeras claves para que el cuidado del patio de tu casa, especialmente el césped, sea exitoso, tiene que ver con aumentar la cantidad de riegos que realizas, tanto por día como semanalmente, y sobre todo cuando las temperaturas sean realmente sofocantes. Además, recuerda siempre que para un mejor rendimiento del riego, debes llevarlo a cabo a primera hora de la mañana, o última hora de la tarde, cuando los efectos del sol ya han mermado.

Por otro lado, si tenemos plantaciones sin demasiado tiempo de vida, y hemos notado que los tallos aún se encuentran tiernos, guiarlos mediante algún palillo o elemento alargado puede ser una buena solución para evitar un daño irreparable en su formación. Por otro lado, tampoco se puede dejar de destacar la necesidad del cortar el césped lo más posible, bajando la altura de la cuchilla todo lo que podamos.

Además, si tenemos un estanque o similar, debemos limpiarlo con más frecuencia que de costumbre, y también hay que controlar el crecimiento de las plantas que proveen de oxígeno a los demás seres vivos del ecosistema, y sobre todo las que existen en la superficie del estanque, permitiendo que la luz pase hacia el fondo del mismo, incluso aunque haya que sacrificar alguna planta.

De la misma forma, tenemos que estar sumamente atentos a la aparición de nuevas plagas y enfermedades, ya que muchas de ellas tienen tendencia a presentarse únicamente en verano. Si vamos a colocar un insecticida, conviene que lo hagamos a última hora de la tarde, para evitar que los momentos de sol más fuerte del día terminen por quemar la planta.