Cuidados del jazmín

El jazmín es una de las plantas de interiores más buscadas del mercado, y como tal, tenemos que considerar una serie de cuidados a tener en cuenta para que el rendimiento y la belleza que nos otorguen sea mayor al que podemos obtener si no tenemos conocimientos al respecto.

Por ejemplo, si consideramos la luz y temperatura que requieren estas plantas, debemos decir que sis necesidades son más bien mínimas, y conviene que no reciban demasiada luz solar ni artificial, y que permanezcan a temperaturas de unos 13º C. En cuanto a su floración, la misma suele presentarse especialmente entre los primeros meses del año, hasta marzo, y si hablamos de los riegos, hay que regarlas cuatro veces por semana en verano, y dos veces por semana en invierno, siendo que para limpiarla sólo hay que echarle un poco de agua fría.

Uno de los problemas que podemos tener con los jazmines está relacionado directamente con que los capullos no se abran. Lo que tenemos que hacer en esos casos es darle más luz a la planta, aunque la misma no debe llegar de forma directa. En cambio, si las hojas están pálidas, es que tienes que ponerle insecticida, y si los capullos se vuelven marrones, debes buscar un espacio más húmedo para colocarlas.

También es posible que las hojas de tu jazmín se vean más bien secas, y en esos casos es porque la planta se encuentra en un espacio donde demasiada luz directa. Aquí podemos revisar el riego que estamos aplicando sobre la misma, aumentándolo en la mayoría de los casos, o también llevar la planta hacia un sitio con más sombra.

Finalmente, algunos otros consejos relacionados tienen que ver con que la tierra ideal para los jazmines es la número dos de marga, la cual podemos regar incluso un poco menos, dos veces a la semana, y una en invierno.

1 Comentario

Comments are closed.