Cuidados de los potos

Los potos son una de las plantaciones más comunes que las personas suelen tener en sus jardines, y en este sentido, no podemos dejar de destacar una serie de cuidados que debemos tener para con los mismos, a fin de que nos ofrezcan todos los resultados que pueden, y comenzando con la necesidad de tener que regarlos una vez por semana durante todo el año, para asegurarnos su buena calidad de vida.

De la misma forma, otros elementos de cuidado relacionados con los potos que siempre debemos tener a resguardo, están relacionados con la posibilidad de realizarles un trasplante de tierra entre los meses de marzo y abril cada dos años, además de buscar una multiplicación por esquejes de extremos de tallos, o en agua, para lo que puedes consultar siempre a un especialista en la materia.

También es cierto, en este sentido, que debemos tener un gran cuidado con el exceso de humedad, que genera manchas pardas sobre las hojas, y si queremos evitar ello, y propiciar un crecimiento más abundante del poto, podemos aplicarle un fertilizante líquido cada quince días entre primavera y otoño.

A nivel general, también deberíamos mantener la planta en un ambiente lo más seco posible, ya que se trata de una de las pocas que no ofrece gran resistencia a la humedad, y como la floración sólo se da en su hábitat natural, sin modificaciones, debemos hacer todo lo posible por intentar emular el mismo.

Incluso, se pueden colocar en una espaldera en una pared, a fin de conservar una humedad adecuada sobre las raíces aéreas apreciará un tutor de musgo. De esa forma, siguiendo todas las recomendaciones que te hemos traído, el poto puede llegar a tener una vida de hasta diez años, y sin olvidar lavarte las manos luego de cada vez que manipules la planta, debido a las sustancias irritantes que mantienen en su concepción.