Cuidar las calas: algunos trucos importantes para las flores

Todos los que en algún momento las hemos comprado, en épocas como por ejemplo éstas de las fiestas, sabemos que cuidar las calas no es nada sencillo, pero es que por eso mismo puede interesarnos mucho tener en cuenta ciertos consejos al respecto. El caso es que vamos a repasar algunos pequeños trucos, muy sencillos, que nos permitirán cuidar las calas logrando que sobrevivan en su mejor estado todo el tiempo posible.

¿Cómo cuidar las calas?

Comenzando por lo primero, debemos decir que muchos se preocupan en cómo cuidar las calas puesto que se trata de una de las plantas con flor más bellas que existen, siendo originaria de Sudáfrica de acuerdo a distintos estudios. Además, es evidente que posee algunos rasgos muy interesantes por ejemplo para la decoración, entre los que podemos mencionar sus colores vivos, o también el muy agradable aroma que desprenden.

Cuidar las calas
Wikimedia

Para poder cuidar las calas, tenemos que buscar algunos elementos muy específicos, como por ejemplo evitar plantarlas en las zonas demasiado frías, dado que algunas situaciones climáticas las afectan notoriamente, como el granizo o las heladas. Por suerte, eso sí, no se trata de una de esas especies gravemente afectadas por el exceso de agua, así que puedes ir regándola un poco día por medio sin miedos.

Eso sí, tienes que tener en cuenta que a medida que florece, cuidar las calas se va haciendo un trabajo algo más exigente, pues por ejemplo tenemos que limitarle el consumo de agua, porque une exceso puede dejarla muy débil. Además de eso, si piensas comprar una debes tener en cuenta que aunque no generan hongos, es normal que sean víctimas de pulgones y otro tipo de insectos bastante molestos a decir verdad.

¿Sueles comprar este tipo de plantas con flor? ¿Cómo haces tú para cuidar las calas en tu casa o en tu jardín?