Cómo cuidar tus plantas de marihuana en invierno

Cada vez son más las personas que deciden cultivar plantas de marihuana en su casa con las que decorar su jardín. Se trata de una planta muy vistosa y elegante, ideal para cualquier terraza o patio. El problema es que es una planta volátil, que necesita del buen tiempo para su cuidado y buen crecimiento. A pesar de esto, es posible también disfrutar de ella en los meses de más frío. Lo único que debemos tener en cuenta, son algunas recomendaciones para tener éxito en nuestra tarea.

¿Cómo le afecta el frío a la planta de marihuana?

Este tipo de plantas suelen ser muy sensibles a las bajas temperatura. Cuando la temperatura media baja de los 12 grados, aumente mucho el riesgo de que acaben muertas. Cuando el termómetro desciende de ese límite, su metabolismo se va ralentizando gradualmente, y cuanto más baja sea la temperatura, más lentamente se irá desarrollando la planta. Una buena temperatura para un buen crecimiento, oscila entre los 18 y los 20 grados. Esto hace que en invierno, cultivarlas en el exterior sea complicado. En este caso, lo mejor es hacerlo dentro de la casa, donde le garantizaremos un clima adecuado para su crecimiento.

Controlar plaga de araña roja

Cultivar este tipo de plantas en el interior, conlleva consigo el riesgo de sufrir el ataque de lo que se conoce como araña roja. Se trata de un pequeño ácaro que en muy poco tiempo es capaz de colonizar la planta y atacarla hasta dejarla muerta.

El motivo de que este bicho sea más peligroso en cultivos de interior que de exterior, radica en las altas temperaturas y las altas humedades, que ayuda a crear el ambiente perfecto para que se reproduzca de forma rápida.

Una vez que la araña roja ha hecho acto de presencia, acabar con ella es complicado, aunque si se detecta de forma precoz, los resultados de tener éxito aumentan considerablemente. Podéis ver más información de como matar araña roja en GrowBarato.net.

Controlar la humedad de la planta

Al igual que es importante contar con la temperatura adecuada, la humedad también es un factor muy importante en el cuidado de la planta de marihuana en invierno.

Si las temperaturas son muy bajas, pueden aparecer problemas de humedad relativa alta. A medida que la temperatura del aire disminuye, el volumen de agua que puede permanecer en forma de vapor también disminuye. Si el contenido de vapor de agua del aire excede su capacidad de vapor de agua, se producirá la condensación. Esto suele ser un problema en invierno, sobre todo cuando la temperatura baja por la noche.

Cuando se dan condiciones de temperaturas frías y húmedas, se crea un ambiente perfecto para la aparición de moho, como el oídio y botrytis que afectan negativamente a las plantas. En este caso, es recomendable hacer uso de un buen deshumidificador que nos ayude a acabar con este problema. También sería interesante, mantener la temperatura un poco más alta.

¿Alguna vez te has planteado cultivar plantas de marihuana para decorar tu patio? ¿Qué cuidados son los que soléis hacer? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!