Cultivar trepadoras, ¿por qué hacerlo?

Te brindaremos algunas causas por las cuales puede resultar muy beneficioso cultivar plantas trepadoras en tu jardín. En primer lugar deberemos decirte que las trepadoras son un grupo interesante y útiles de especies que puedes disfrutar.

Se estima que en España se pueden conseguir más de 100 especies y miles de variedades, entre las más comunes podemos mencionarte Dama de noche, Hiedra, Jazmines, Madreselva, Parra virgen, Pasiflora, Rosal trepador, Tecomaria, Glicinia, por sólo mencionarte algunas. Cultivar trepadoras es un excelente idea fácil de realizar.

Cultivar trepadoras
Fuente: Julrocas

Gracias a las plantas trepadoras y enredaderas podrás cubrir muros, fachadas, vallas, celosías, un buen ornamento vegetal para el jardín.

Además se pueden usar para la decoración de pérgolas, porches, columnas, si la especie que elegiste tiene flores además de darle una buena apariencia te brindará un agradable aroma.

Algunas especies se caracterizan porque además de cubrir las paredes pueden cubrir el suelo, por ejemplo la Hiedra, Buganvilla, Parra virgen y algunas variedades de Clemaris. Si no tienes lugar en tu jardín o no quieres colocarlas sobre tierra podrás cultivarlas en un macetón ayudándolas a que crezcan mediante un tutor o una celosía.

Existen especies son de hoja caduca (durante el otoño pierden sus hojas volviendo a brotar en la primavera) o perennes (especies cuyas hojas te acompañarán todo el año). Algunas trepadoras se caracterizan por sujetarse solas a los muros por sus ventosas o raicillas. Es increíble ver como se van pegando a la pared sin que sea necesario lijarlas con nada. Son especies que a medida van creciendo se van enrollando en los soportes con sus tallos, otras especie se sujetan con cuerdas y alambres.

Si necesitas cubrir una pared o muro rápidamente podrás elegir alguna como el Correquetepillo (Polygonum baldschuanicum) una planta que puede llegar a crecer hasta cinco metros en sólo un año; sin lugar a dudas es la más rápida de todas. Lo más normal es que crezcan entre un metro y un metro y medio por año.