Diseñar un deck con éxito para tu jardín

Si estás buscando tener el mejor piso de madera para exteriores deberás enfocarte en que sean resistentes y puedan aguantar los agentes climáticos, es muy importante que para que luzcan bonitos y cuidados se mantengan en buenas condiciones. Por esa razón será necesario cuidarlos desde su construcción teniendo una adecuada protección y así poder diseñar un deck con éxito.

Dentro de las alternativas que existen para la decoración de exteriores los decks son una de las preferidas, gracias a ellos se pueden crear sitios muy agradables. Un deck, sin lugar a dudas, marcará la diferencia entre un jardín común y uno con estilo. A continuación te iremos mencionando los parámetros que se tienen que tener en cuenta a la hora de diseñarlo.

Diseñar un deck
Fuente: Jaime McCaffrey

Soporte del deck

Recuerda que el deck no se debe apoyar directamente sobre el suelo sino que se deberá construir una estructura de listones que impiden el contacto con el mismo. El deck deberá estar separado del suelo unos 15 centímetros. Para que la estructura sea fuerte y firme tendrá que crearse una plataforma de cemento, gracias a la cual se podrá repartir el peso de la estructura y evitar los daños que provocan la humedad de la tierra.

Correcto desagüe del deck

Uno de los factores que más pueden afectar a la madera es el agua. Para evitar que se provoque una acumulación y aparezcan problemas es necesario que se respeten las pendientes natural que tenga el terreno. El correcto desagüe evita la aparición de la humedad.

Proteger la madera del deck

Antes de colocarse las piezas de madera tendrán que tener la protección necesaria. Es importante que todas las piezas sean tratadas en todas sus caras, el tratamiento se deberá realizar antes del armado ya que algunas de sus superficies no estarán accesibles al montar la estructura.

Si el deck va a estar ubicado en el exterior sera necesario que pueda ser resistente a factores atmosféricos (sol, lluvia, abrasión). Algunos productos están pensados para darle un aspecto natural a la madera y así poder repeler el agua y evitar la aparición de hongos.