El Agave, una planta sumamente resistente

Agave

Ahora que estamos en tiempos previos a la Navidad, sabemos que en muchas de las casas y hogares españoles se les comienza a prestar especial atención a los árboles y especies que tenemos en el jardín. Por eso, en esta ocasión, no queremos dejar de recomendarte uno de los más interesantes, como es el Agave, una planta perfecta sobre todo si vives en esos lugares que parecen no estar diseñados para ellas.

De hecho, el Agave se destaca a nivel mundial porque tiene un alto grado de resistencia a la mayoría de las problemáticas que pueden causarle la muerte de forma instantánea a otras especies, como en el caso de la salinidad del agua, las heladas, las sequías, y demás. Por eso, son ideales para tener en macetas, aunque también se adaptan a la tierra, y tanto dentro como fuera de la casa.

En cuanto a la historia de esta planta, se debe tener en cuenta que se trata de un género originario de América, tanto del norte como del sur, pero que en los últimos tiempos se ha ido difundiendo por todo el mundo, incluso con variaciones notables, debido a los cruces que han permitido el nacimiento de nuevos híbridos.

Si estás interesado en esta especie, debes tener en cuenta algunos de los principales cuidados que podemos recomendarte con respecto a ella, como por ejemplo, en maceta, que siempre sean los envases de barro, además de ubicarlas a pleno sol, regarla semanalmente en verano, y una vez dada 15 días en invierno, y por último, abonarla desde marzo hasta octubre.

En el caso de que la hayas ubicado en el jardín, en tanto, conviene que prestes atención a las siguientes precauciones: también ubicarla justo bajo el sol, y durante el primero año de vida, regarla de forma periódica hasta que logre acostumbrarse al sitio que ocupa. Luego apenas si necesitará cuidados para mantener en buen estado.