El suelo para el Bonsai

Se sabe que el Bonsai es una de las especies de plantas más exóticas que existe en todo el mundo, motivo más que suficiente para que los principales cuidados que debamos dispensarles sean distintos a los de la mayoría de otras familias, y por ello, es que a continuación vamos a mostrarte cuáles son algunos de los elementos a considerar siempre que quieras plantar un bonsai en tu casa.

Para comenzar, lo primero que debes tener en cuenta en estos casos, es que la tierra donde plantamos el Bonsai, es una de las grandes responsables de que el mismo tenga éxito al formarse y estar bello, motivo por el cual se trata de un elemento de doble filo, sobre el que debemos cuidar siempre su humedad y aireación, entre otros elementos.

Por ejemplo, una de las cuestiones que debes asegurarte siempre que hablemos de los Bonsai, es que el suelo que prepares para esta planta, deberá tener obligatoriamente tres ingredientes principales: akadama, compost orgánico y grava fina, los cuales son esenciales para que posteriormente el drenaje sea beneficioso a la planta.

De hecho, entre ellos hay que señalar específicamente la akadama, una tierra volcánica japonesa favorita entre los aficionados del Bonsai, y que si bien se consigue por estos tiempos en España, es realmente costosa, y cuenta con la desventaja de que se echa a perder en cuestión de minutos si realizamos una mala medición de los niveles de riego, y la cantidad de abono, por lo que hay que ser sumamente cuidadosos.

Si, en cambio, tienes la necesidad de realizar un trasplante del sitio en el que se encuentra ubicado tu Bonsai, lo que te recomendamos es que tengas cuidado, ya que como la akadama suele degenerarse con los años, es posible que a partir del segundo año, tengas que cambiar la tierra con sumo cuidado, como te mostramos en el video.