Elige la calefacción que mejor se adapta a tu casa

Si hablamos de calefacción en el hogar, a todos nos vendrá a la cabeza un tipo de calor específico. Quizá el que creemos más habitual o con el que más hemos convivido. Sin embargo, cada vez hay más opciones para calentar una casa y cada vez más eficientes. Por eso es importante buscar el tipo de calefacción que mejor se adapta a nuestra casa y a nuestro tipo de vida.

Está claro que a todos nos gusta mantenernos calientes en invierno, con un ambiente cómodo y hogareño gracias a la calefacción. Sin embargo, la calefacción de radiadores mediante gas es cada vez más costosa y puesta en duda, ya que es demasiado contaminante, además de muy poco económica. No parece tener muchas ventajas de cara a un tiempo vista.

Por eso, podemos inclinarnos por otro tipo de calefacción en casa como las estufas y las chimeneas de leña. Este tipo de calefacción es una buenísima opción en las casas, ya que mantiene el ambiente caliente y confortable con muchas ventajas como el bajo coste o lo altamente ecológico de su uso.

Veamos las ventajas más claras de este tipo de calor:

Ahorro de energía y dinero

La combustión de madera es económica. Además, la chimenea puede ser utilizada para otros usos, como cocinar o calentar comida. Al mismo tiempo que calientas la casa puedes hacer unos ricos asados.

Sostenibilidad y medio ambiente

Esta es una de las mayores ventajas que observamos. Siendo el material que utilizan la combustión de madera, es decir, una energía renovable, no contamina y ayudaremos al planeta a mantenerse.

Calientan el espacio

La chimenea hace que el aire del lugar se caliente y también todas las estancias aledañas o por donde pasen los tubos propios de ventilación. Hay un foco de calor, pero se extiende con potencia y mantiene acogedora la estancia y sus cercanías.

Más contenidos recomendados:
Decora con flores tus tazas

Tranquilidad y decoración

El fuego aporta una tranquilidad y serenidad extra a un hogar. Tiene ese toque ancestral que nos aúna con la naturaleza y nuestro ser más primitivo. Pero esto no supone una renuncia estética, ya que es un punto de decoración muy fuerte. Una chimenea es un elemento bonito que contribuye a la estabilidad visual de una estancia.

Combustión segura con pellets

Existe una solución sencilla para la combustión en estufas que son los pellets, estos tienen bastantes ventajas frente a la madera:

  • Son económicos. Su coste es menor que el de otros combustibles.
  • No producen chispas, por lo que su seguridad es alta. Esto hace que tampoco genere olores.
  • Tienen una combustión lenta y, por tanto, mayor durabilidad. Producen ahorro energético por su mayor rendimiento.
  • Es limpio, ya que produce menos emisiones de CO2.
  • Almacenamiento sencillo y limpio.

Algo muy importante a la hora de instalar una chimenea en casa es su aislamiento, que debe ser con materiales seguros y profesionales, hechos para este fin.

Además de estas chimeneas y estufas de diseños cada vez más decorativos, podemos optar por completar la calefacción de nuestra casa con suelo radiante. Teniendo en cuenta que el calor sube, calentar el hogar desde el suelo es una solución confortable y segura, además de una absoluta comodidad.

¿A quién no le encantaría poder calentar descalzo por casa mientras fuera hace frío? Y caminar hasta la chimenea para una buena conversación o lectura. Es la definición perfecta de calor de hogar, tanto que podría parecer demasiado bonita. Sin embargo, es posible.