Eliminar las malas hierbas de rizoma

Seguiremos hablando de la manera correcta de eliminar las malas hierbas de rizoma. Este tipo de malas hierbas se caracterizan por diseminarse debajo de la tierra por medio de sus raíces y rara vez por medio de semillas. Si se deja una pequeña cantidad de raíz al extraer la mala hierba en poco tiempo volverá a aparecer.

Este tipo de hierbas se diferencia de las de semilla por no tener que ponerse en el montón de abono orgánico, ya que durante la etapa de compostaje algunas partes de las raíces no se eliminarán y podrán volver a brotar.

Eliminar las malas hierbas
Fuente: Comrade Foot

Entre las malas hierbas de rizoma más comunes encontramos los pastos temporales, dientes de león y la horrorosa grama.

Si bien es cierto que se pueden eliminar con el uso de herbicidas se pueden eliminar de manera natural extrayéndolas manualmente, cubriendo con mantillo o usar una técnica de calor. Si bien no es práctico ni fácil quitar las hierbas manualmente es la forma más efectiva.

Las malas hierbas tienen raíces pocos profundas que se quitan con facilidad. Otra manera de contraer eficientemente es cubrir la superficie con un mantillo ya que donde no hay luz no hay crecimiento. Si el suelo esta cubierto las malas hierbas no podrán desarrollarse e inevitablemente morirán.

Los jardineros con mayor experiencia suelen usar una técnica de calor, que solo de aplica por unos minutos y genera que mueran en pocos días.

Ten en cuenta que no todas las malas hierbas son realmente perjudiciales para el jardín. Dentro de este grupo se pueden encontrar las plantas pioneras, como los cardos borriquiros, cuyas fuertes raíces ayudan a darle aire a la tierra y brindan nutrientes en las capas más profundas del suelo, esto ayudará a otras plantas a que vivan mejor.

Por esa razón es necesario evaluar si las malas hierbas son realmente un problema y que zonas de tu jardín están más afectadas. A partir de esos conocimientos se procederá a realizar el tratamiento oportuno.