Las flores de Bach, para los momentos de nerviosismo

Hay ciertas situaciones de la vida diaria, u otras que se producen de un modo mucho más esporádico, que generan a las personas picos de estrés, o nerviosismo, más allá del que pueden llegar a controlar en situaciones normales. En estas ocasiones, una buena porción de los pobladores del mundo optan por consumir elementos químicos y pastillas, los cuales si bien surten el efecto deseado, pueden también contar con efectos colaterales.

Por eso, cuando quieras relajarte antes de una entrevista de trabajo, o al afrontar a ese compañero de la oficina que te hace la vida imposible, los especialistas recomiendan utilizar las famosas flores de Bach, que de hecho para muchas culturas milenarias, son un símbolo inequívoco de la energía y la superación de los seres humanos.

Estas flores de Bach, cuyo uso comenzó a ser recomendado por la Organización Mundial de la Salud desde finales de la década del ´70, también son muy recomendadas cuando queremos superar algunos problemas personales, como por ejemplo la depresión, el miedo, la ansiedad, o la timidez, siendo un muy interesante remedio natural, que no trae ningún efecto contraindicado sobre el organismo de los seres humanos.

De hecho, en la actualidad ya ni siquiera es necesario buscar las flores de Bach en la naturaleza, considerando que muchas compañías se encargan de recogerlas y generar sus propios compuestos a partir de ellas, más allá de que como siempre en estos casos, vamos a aconsejar la utilización de la planta tal y como se la encuentra en la naturaleza por sobre cualquier otra alternativa a la que podamos acudir.

En esos casos, los expertos detallan que para utilizarlas, primero deben recogerse las flores tan pronto comienza el día, luego se las debe dejar en un bol de cristal, reposando en agua de manantial, y más tarde, algunas horas sobre el sol. Posteriormente filtras el agua, y la mezclas con coñac, obteniendo la tintura madre.