¡Ideas para el verano! Pintar piedras con tus hijos

Hoy os propongo pintar piedras con vuestros hijos por ejemplo para decorar el jardín en verano o para realizar una divertida actividad con nuestros hijos o incluso para decorar con las piedras que hemos cogido en nuestras vacaciones. Si a tu hijo le encanta coger piedras en la playa o en el campo, es una buena idea decorar con ellas y si quieres pintarlas, puedes crear miles de diseños.

¿A donde llevará este tren? Con diferentes piedras, pintadas en distintos colores se ha simulado un simpático tren infantil que se puede poner en cualquiera de nuestros rincones favoritos. No hace falta ser un gran artista para disfrutar con un pincel y dar un poco de color a las piedras de río o piedras que encontremos en la playa.

Si te interesa esta afición o quieres enseñar a tu hijo una divertida actividad ahora para el verano, prueba a pintar las piedras y rocas. Escoge una o varias, del tamaño que quieras y luego unos pinceles. Piensa en lo que vas a pintar busca un buen cepillo, un pincel, un lugar donde dar color y poder trabajar y la pintura más adecuada. Si tienes acrílicos no tendrás ningún problema para pintar las rocas o las piedras.

piedras pintadas

Si no lo sabes, os recomiendo la pintura acrílica para pintar las piedras, aunque también son perfectas cualquier pintura que sea de exterior (dependiendo de donde vayas a situar las piedras y rocas) También puedes pintar piedras con rotuladores, pintura para dedos… los marcadores permanentes son perfectos para dar perfilar y añadir pequeños detalles a las piedras como ojos, bocas, narices u otras historias.

Para pintar las piedras de tu jardín, de algunos viajes o de río basta con limpiarlas primero muy bien… puedes hacer dos cosas una es lavarlas con agua para eliminar todos los restos de polvo, arena y demás… También puedes conseguir un cepillo de cerdas no muy suaves y eliminar así los restos de tierra de la superficie. Una vez limpia, ya se puede pintar tranquilamente… eso sí, para que quede mejor siempre puedes lijar un poco la piedra y así estará más suave al tacto.

A la hora de pintar, si es un dibujo más complicado puedes trazar con lápiz el diseño sobre la piedra y luego pintarlo. Es una idea muy práctica comenzar pintando las partes más grandes, por ejemplo si todo el fondo va en azul… pinta la piedra azul primero y luego añade los demás colores. Si los tonos son muy fuertes procura evitar pintar las zonas que vayan de colores más claros.

Cuando hayas pintados las zonas grandes, deja secar muy bien y luego ve añadiendo partes más pequeñas. Los detalles los puedes hacer con marcador del color que necesites, procura que sea permanante. Por último ubica las piedras en el lugar que más te gusten, tanto fuera como en interior de casa. En esta ocasión se han convertido en un fantástico tren ¿Qué te parece?

foto: celebrations