Invernadero en casa: ¿cómo diseñarlo para que funcione bien?

La idea de tener un invernadero en casa a muchas personas les puede parecer imposible, pero sobre todo si vivimos en zonas de heladas, tenemos un terreno con muchos metros cuadrados y nos gustan los huertos, son una gran opción. Por eso queremos enseñarte algunos trucos básicos con los que podrás tú mismo diseñar un invernadero en casa, aunque luego en algún momento si consultes a un especialista para que termine la obra.

¿Cómo diseñar un invernadero en casa?

Por supuesto, el primer paso para diseñar un invernadero en casa tiene que ver son saber perfectamente el espacio del que disponemos. Marcamos entonces los bordes con pintura, y colocamos estacas de refuerzo en las esquinas. Luego, una vez que tenemos las tuberías de PVC necesarias para estos casos, las cortamos con una sierra de mano, y las deslizamos sobre las estacas, creando cada uno de los lados. De esa forma quedarán arcos sobre el cantero.

Invernadero en casa
Pixa Bay

Luego seguimos nuestra formación de un invernadero en casa colocando el laminado de plástico que es el que va por encima de los arcos antes mencionados, que tenemos que cortar a la medida para evitar que se junten en el suelo. Además hay que dejar medio metro aproximadamente sobre los arcos para poder fijarlo más tarde, enrollando el laminado que sobre hacia el invernadero, y colocando unos ladrillos para producirle peso y que no se vuele.

Una vez que hemos terminado todos los pasos anteriores, ya prácticamente tenemos listo nuestro invernadero en casa, y lo más recomendable al respecto es utilizar luego unos clips para mantener el laminado pegado a los arcos. De esa forma, no correrás ningún riesgo de que se te vaya a volar la estructura, y todas las plantas que hayas dejado dentro del invernadero se mantendrán en excelente estado, como si estuviéramos en otra estación del año.

¿Te animas ahora a hacer tu propio invernadero en casa?