La “Flor del Corazón”

Entre todas las plantas bellas que podemos encontrar alrededor del mundo, una de las más bellas es la denominada “Hoya kerrii” de forma científica, pero más conocida en todo el planeta como “Flor del Corazón”, siendo la misma originaria de Asia, y famosa claro está, por su extraña forma de corazón, que hace que millones de personas sueñen con tenerla en sus jardines.

De hecho, es tal la buena fama que se ha hecho esta planta, que es común que en muchos sitios de Europa se las regalen las personas enamoradas para el Día de San Valentín, aunque nunca podemos dejar de mencionar también los muchos cuidados que requieren, ya que se trata de especies más bien blandas, que crecen en los troncos y ramas de los arboles donde reciben los rayos de sol.

Cuidados básicos

Justamente, entre los principales aspectos que debemos considerar a la hora de buscar la mejor condición de vida para estas plantas, es que existen dos modos de plantar la Hoya kerrii, bien en macetas pequeñas, donde es más probable que mantenga su forma de corazón, o bien al aire libre, donde se desarrollará como la trepadora que en realidad es, aunque poniéndole siempre algún soporte cerca para que crezca.

Además, es bueno que sepas que el proceso de crecimiento de esta planta es realmente lento, por lo que tendrás que armarte de paciencia para obtener los resultados que pretendas. Y cuando hablamos de esto, es en serio, ya que les puede llevar años en florecer, y si lo hace siempre será en verano, con sus pequeñas pero hermosas flores.

Por otro lado, estas plantas tienen que ser cultivadas en espacios en los que apenas entre la luz del sol, donde los rayos solares no den directamente, y al mismo tienes, debes tener mucho cuidado en no pasarte con la cantidad de agua con que la riegas.

1 Comentario

Comments are closed.