La importancia de conocer las propiedades del suelo

Para tener un jardín bonito y con plantas sanas es muy importante conocer las propiedades del suelo. Hoy te daremos algunos consejos para conseguir buenos resultados.

Conceptos generales del suelo

Diferentes las propiedades del suelo
Fuente: Kevin Doyle

Para conocer los diferentes tipos deberás conocer las propiedades del suelo, para ello tendrás que poder reconocer la tierra de tu jardín. A continuación intentaremos explicarte la manera de hacerlo y las consecuencias de sacar mayor provecho con ello. Entendemos que este tipo puede parecer, a primera vista, un poco denso, pero es imprescindible tocarlo para garantizar el mejor estado del jardín.

Reiteramos que conocer el suelo es importante. Cuando más sepas acerca de sus características mucho mejor, así podrás tomar decisiones de qué plantar y la manera de cultivar las plantas. Tengamos en cuenta que el suelo es donde viven las raíces de las plantas, las que requieren de ciertas condiciones para que puedan desarrollarse correctamente.

Diferentes tipos de suelo

Algunas de las las propiedades del suelo
Fuente: Martin Fisch

No existen dos suelos que sean iguales, cada uno tiene características químicas, físicas y biologías propias. El de tu vecino seguramente se parecerá mucho al tuyo, pero no es igual. Si él uso determinado fertilizante o el tuyo está mejor abonado seguramente las características serán diferentes.

Aun dentro del mismo jardín podemos llegar a encontrar características diferentes en algunas zonas determinadas, por ejemplo, si el terreno cuenta con cierta inclinación la zona más baja seguramente contará con una tierra más fértil y en esa zona crecerán mejor las plantas.

Cuando es necesario realizar estudios de suelos en los jardines o parques muy grandes los expertos en la materia tomarán muestras de partes diferentes, las cuales se analizarán por separado.

Cómo conocer el suelo

Algunas de las las propiedades del suelo
Fuente: NASA

Para conocer el suelo será necesario conocer y analizar algunos aspectos: textura del suelo, PH, profundidad, caliza, humus, contenido en nutrientes minerales, salinidad.

Textura del suelo

Algunas de las las propiedades del suelo
Fuente: Jacinta Ullich

Cuando hablamos de la textura del suelo nos estamos refiriendo al tamaño de las partículas que lo forman, en términos generales existen 5 texturas importantes que determinan las propiedades del suelo. Arcillosa (donde predomina la arcilla), arenoso (un suelo que tiene un alto contenido de arena), textura franca (suelo de vega, en donde hay una gran cantidad de limo, un intermedio entre el arcilloso y el arenoso).

También podemos encontrar suelos que tienen textura franco arcillosa, cuenta con arcilla pero también con bastante limo, casi no tiene arena. Y también existen los suelos con textura franco arenosa.

Tanto la arena, el limo y la arcilla son partículas minerales que se diferencian por su tamaño. En base a la proporción de partículas u otras se podrá tener diferentes texturas, por ejemplo, un suelo puede estar compuesta con un 50 por ciento de arcilla, 30 de limo y 20 por ciento de arena. El suelo tendrá una de las texturas que te mencionamos anteriormente, ahora debemos evaluar cual es.

Una de las maneras el llevar una muestra a un laboratorio que analice las tierra brindando un porcentaje exacto, pero esto puede resultar bastante costoso para un jardín en ese caso tenemos otra opción

Puedes usar una técnica manual mediante la cual tomamos un poco de tierra en la mano y la humedecemos, la amasamos y hacemos un chorizo o churrito de unos 3 milímetros de grosor, intentando hacer una rosca con el, si vemos no aparecen grietas el suelo es arcilloso. Si lo notamos más granuloso estaremos frente a un suelo arenoso. Si no es granuloso ni con aspecto de plastilina el suelo es medio.

Los casos más extremos que podemos encontrar son los suelos arcillosos y los suelos arenosos, en otro otros casos se trata de suelos intermedios.

Profundidad del suelo

Algunas de las las propiedades del suelo
Fuente: Jardineras

En algunos casos los suelos pueden tener oca profundidad, apareciendo rocas que no pueden ser atravesables por las raíces Esto es bastante malo si queremos colocar árboles.

Muchas especies crecerán mucho más y serán mucho más frondosos si el suelo puede llegar a tener al menos 1,5 de profundidad. Es normal ver que los árboles que crecen al pie de las laderas son mucho más grandes que los crecen acercándose a la cima de la montaña.

Dependiendo de las especies que quieras colocar en tu jardín sería bueno conocer si el suelo es profundo, para ello podrás cavar con la azada y ver si a poca profundidad aparece una capa dura o no. esto es importante ya que si el suelo es poco profundo muchos árboles y arbustos no prosperan adecuadamente.

Si la capa de roca se encuentra a menos de 80 centímetros se dice que el suelo no es profundo. Si está a más de 80 centímetros el suelo es considerado profundo, en este caso las raíces podrás disponer de la cantidad suficiente para desarrollarse libremente. Estos suelos son realmente mucho más fértiles.

En el artículo del día de hoy hemos hablados de algunas de las propiedades del suelo, en un próximo artículo nos referiremos a su PH y a los niveles de salinidad. Espero que este tema te haya resultado de interés para obtener un jardín cuidado y con bonitas especies.